www.diariohispaniola.com
Hoy se conmemoran 160 años del fusilamiento de Francisco del Rosario Sánchez
(Foto: Cortesía)

Hoy se conmemoran 160 años del fusilamiento de Francisco del Rosario Sánchez

Por Redacción Diario Hispaniola
Juan Pablo Uribe, presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, al valorar la vida de este abogado, político y activista dominicano aseguró que Francisco del Rosario Sánchez, es la consumación heroica del amor a la Patria.
Francisco del Rosario Sánchez.
Ampliar
Francisco del Rosario Sánchez. (Foto: Cortesía)

En la preparación y proclamación de la separación e independencia ejecutando un rol cimero, con el que inicia su camino a la inmortalidad, patentiza el nacionalismo. Con su feroz oposición a la jugada vende patria de Santana y la anexión a España se enfrenta a los traidores, y con sus compañeros de lucha e ideales certifica la nacionalidad combatiente.

Francisco del Rosario Sánchez es la expresión dinámica de una vida sumergida en el frenesí del activismo en pos de un sentido nacional y personal trascendente. A los 27 años, con un liderazgo bravo, anunció la noche del 27 de febrero de 1844 ¡Separación, Dios, Patria y Libertad, República Dominicana! A los 44 años, en 1861 se eleva a los altares gloriosos señalando el camino de la rebelión contra la anexión.

Aquí, su expresión valerosa, intrépida, digna, amorosa y de acero: “Entro por Haití porque no puedo hacerlo por otra parte; pero si alguien pretendiese mancillar mi nombre por eso, decidle que yo soy la Bandera Dominicana”.

La muerte sacrificial de Sánchez y los dominicanos perennes encarnados en la hora suprema del 4 de julio de 1861, es manantial, si así lo queremos 160 años después, donde saciar la sed de valores que nos engrandecen como patria y humanidad en un agreste siglo veintiuno posmoderno. El 4 de julio de 1861 es lealtad, firmeza, vergüenza, compromiso, valentía, compañerismo, fe en la justicia de un ideal que nos toca en colectivo ayer y hoy.

Uribe concluyó diciendo que el ejemplo y la enseñanza del 4 de julio de 1861 en la presencia de Francisco del Rosario Sánchez tiene perfecta validez en un tiempo que le planta graves desafìos a la nació n, que pueden ser resueltos con el espíritu de cuerpo representado por el patricio que le propinó una derrota esencial a la miseria moral de la traición. Y su grito en la puerta del Conde siempre retumbarà !Dios, Patria y Libertad!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios