www.diariohispaniola.com
Poder de Mac con el chip M1
Ampliar

Poder de Mac con el chip M1

martes 23 de febrero de 2021, 23:14h
Permítanme hablar hoy un poco de tecnología. Reconozco que les sorprenderá escriba de cultura, ciencia, cocina y ahora de informática.
Publio Terencio, en su comedia “El enemigo de sí mismo”, escribió “Omo sum, humani nihil a me alienum puto” (Soy un hombre, nada humano me es ajeno). Parafraseándolo digo: “Soy hombre del Conocimiento, nada del saber me es ajeno.”

El asunto es que la sensación actual en informática ha sido el lanzamiento en Apple de su chip M1, para sustituir lo que llamaré, tratando ser lo más simple y entendible posible, el sistema de apoyo Intel.

Mucho se ha estado escribiendo sobre este chip, que ya ha irritado a la misma gente de Intel.

Acabo de adquirir la Mac Mini M1. Por supuesto que antes de hacerlo hice investigaciones profundas sobre lo que desde finales del 2020 se ha convertido en el gran fenómeno computacional de los últimos años. Y no es para menos.

Grandes expertos, algunos no precisamente simpatizantes o usuarios tradicionales de Mac, han tenido que admitir que nada más notable se ha fabricado como sistema computacional que este chip M1.

Como hay cientos de artículos que pueden encontrar en la Red, no voy a escribir sobre todas las bondades ya establecidas con el M1. Está sobreentendido que las Macs con este chip son mucho más baratas que el resto. Igual es sabido que la reducción de calor y el consumo de energía es notable y lo que se lleva al monitor con este sistema es mucho más nítido. También se ha escrito que esto es lo más rápido que se puede encontrar en un computadora. Con sus ocho poderosos núcleos y su ingeniería neural, así es.

Quiero hablar de mi experiencia personal con la Mac Mini M1. ¿Es realmente tan rápida y poderosa como se ha escrito? Es más rápida de lo que ustedes puedan imaginar. He dicho que llega a ser, más que rápida, violenta.

Aunque aún se trata de un sistema binario; es tanta su velocidad que he podido comenzar a oler en esta Mac, aromas cuánticos. ¿Estoy exagerando? Probablemente. Es que no hay manera de poder entender lo que la gente de Apple ha logrado, ni cómo.

Tengo varias Macs en casa. Seguramente saben que soy un macófilo radical. Tanto, que llegué a pensar alguna vez que Bill Gates era como un anticristo computacional. Ja. Estoy negado a ponerle la mano a una PC si no tengo guantes de látex. Todavía no me han convencido del todo que no hay semejanzas entre una PC y la Covid-19 (mi primo José Delio Ares está a punto de negarme la palabra).

Hice pruebas privadas para comparar mis otras Macs (que en sí mismos son los ordenadores más rápidos que existen) con la nueva Mac Mini del chip M1. Las super rápidas Macs tradicionales con el chip de Intel, hacen el ridículo frente a las M1.

Mi amigo, el ingeniero de sonido Ángel de la Rosa, acaba de adquirir una Macbook Air gris espacial (tres veces más cara que la Mac Mini M1), pero de Intel. No convencido de la rapidez proclamada de las Macs M1, me invitó a su casa y me desafió a un combate cabellera contra máscara. El tema era comprobar que mi Mac Mini no podía ser más rápida que la suya. Luego de muchas discusiones y algunas pruebas, decidimos medir las velocidades de ambas computadoras. La última gran prueba consistió en cliquear al mismo tiempo sobre el icono de nuestro programa de edición de cine preferido: Final Cut Pro. Su Mac Air y mi Mac Mini M1 se colocaron en la pista de salida. El juez de valla preparó la bandera de cuadros y se escuchó un disparo. Los pilotos de Final Cup salimos quemando combustible en nuestras respectivas computadoras. La Mac Mini se comportó como un Ferrari frente a una camioneta americana.

Repetimos la prueba una veintena de veces. Mismo resultado. Ángel de la Rosa estaba irritado. En sus gestos leí que deseaba me fuera de su casa con mi “maldita máquina”. Lo entendí. Requería procesar su desencanto. Me dijo luego que vendería su Mac. Ya pueden imaginar la que va a comprar.

Por supuesto que no echaría "carreras" con una PC. Jamás Mohamed Alí subió a un cuadrilátero a intercambiar golpes con un peso pluma.

Compadre, olvídese del tango y salga a procurar esta novedad que nos pone a todos en el futuro computacional.

Lo que lean sobre las Macs con el nuevo chip M1, es poco ante la realidad. Sólo quienes tenemos una podemos apreciar su verdadero poder.

Un último asunto... ¡Telón!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios