www.diariohispaniola.com
El imperio sigue vivo  .-by ALFONSO M. BECKER
Ampliar
El imperio sigue vivo .-by ALFONSO M. BECKER

El imperio americano sigue vivo...

domingo 18 de octubre de 2020, 15:53h
Y no piensa ceder… Se resiste tozudamente a que le roben sus propiedades globales y sus pertenencias; y está tomando nota de la maldad sin límites de sus enemigos, y de las continuas traiciones de los que dicen ser “sus aliados”.
A la élite de Capitol Hill no le gusta hablar de “imperio”, quizás por recato, algo de modestia, o de honestidad, pues la palabreja tiene connotaciones difíciles de aceptar por la chusma odiadora cuya mente limitada es incapaz de comprender la realidad geopolítica.

A la chusma le gusta hablar de imperialismo cuando no tiene donde caerse muerta. Sus grandes manipuladores que se llaman “revolucionarios”, han hecho de la palabrita un insulto para poder adueñarse de una nación y robar todas sus riquezas con el aplauso de los pobres incultos y de los ignorantes.

Ahora mismo existen 3 ó 4 imperios que están peleando muy seriamente por la hegemonía global; bien en un «todos contra todos» o formando coaliciones incipientes con las que pretenden jugar sus últimas cartas en la partida mundial.

Pero de hecho, la historia del mundo, la gran aventura del ser humano sobre esta tierra, es una simple y grandiosa narrativa sobre los imperios.

Este año 2020 en particular ha sido una auténtica pesadilla para Washington, un triste espectáculo muy cercano al declive, y muy parecido al colapso, que todavía sigue acelerado y cuesta abajo por una pandemia global de fatídicos efectos en la salud pública de los estadounidenses, y una crisis económica mundial de la que nadie parece que podrá levantar cabeza.

Añada a todo este espectáculo decadente, el grave problema doméstico americano ocasionado por un ataque sin cuartel, perfectamente organizado por la extrema izquierda más asesina de la historia estadounidense, contra el equipo de gobierno de la Casa Blanca y contra todas las instituciones de los Estados Unidos de América.

Es un ataque mafioso contra las libertades democráticas financiado y protegido por el Partido Demócrata que no ha dudado en aliarse con extremista islámicos y con el peor lumpen negro de la historia para un violento revisionismo histórico que está a punto de desmoronar la república estadounidense.

¿Y cómo siendo un líder del imperio occidental está a punto de colapsar? Se preguntarán algunos… Bueno, la respuesta es bien simple, hace escasamente 40 años solo había 2 imperios: el soviético y el americano….

Y la URSS se desintegró para formar una Rusia con menos entidad económica que Italia; un Kremlin rodeado por tres grandes superpotencias en todos los sentidos: la Unión Europea, China e India… Así es la historia en el continente euroasiático; y así es la vida.

Una nueva Rusia con más ruina y piojos de lo que usted pueda imaginar. Pero curiosamente, un astuto Vladímir Putin ha “colocado” a la empobrecida Rusia del siglo XXI, entre los 4 imperios euroasiáticos y con los Estados Unidos observando desde lejos; todos capacitados para competir y pelear, con todos los medios que hagan falta, por controlar el mundo y sus riquezas…

Partiendo de este párrafo, el lector no debería olvidarse de los Estados Unidos. No está tan lejos de estos 4 competidores que viven en el mismo continente y que son, o pueden ser, a la vez, poderosos y muy peligrosos.

El imperio americano, ni está muerto ni se dejará enterrar. Más que nada, porque está dispuesto para la guerra contra estos tres o cuatro juntos, si es preciso. Sí, no exagero, contra la Europa que decida alejarse de Washington y contra sus vecinos rusos, indios y chinos.

Y eso dice mucho de los Estados Unidos. Voy a explicar por qué...

Es posible que el Pentágono descubra, en breve, que la Unión Europea se declare neutral y que prefiera vivir al margen de una guerra en la que no quiere entrar…

Japón lo tiene más difícil porque es «chivo expiatorio» para los chinos, es decir, no les queda otra salida que jugar su suerte junto a sus aliados americanos. No hay otra salida para Tokio.

La supuesta elección “neutral” de Europa es realmente difícil en una competencia bélica entre 2 de las 5 potencias. Puedes disimular con unas relaciones económicas con China, Rusia y la India de una forma “transparente” como comerciantes puros y castos…

Pero un enfrentamiento armado entre Estados Unidos y China puede tener efectos tan graves que te obliguen a tomar partido, a la fuerza y por estricta supervivencia.

Todas los movimientos y acciones de Beijing, desde hace 6 años, indican que la guerra ya ha comenzado con “prolegómenos” conocidos desde la era de Sun Tzu en lo que se refiere a las «reivindicaciones agresivas e indiscutibles» de China.

La actividad imperial de Beijing ocupando islas que no le pertenecen está perfectamente explicada en su tratado «De la guerra» por Carl von Clausewitz.; pero el gran teórico militar alemán de la guerra moderna los “retrataría” perfectamente por todos sus agresivos movimientos y por su retórica amenazante si no se cumplen los deseos de Xi Jinping…

Aquí tienen de nuevo el vocablo “imperial” que tanto gusta a los farsantes manipuladores del socialismo. Tanto ellos como su chusma de borregos esclavizados, lo utilizan como arma arrojadiza… pero solo la arrojan contra Estados Unidos… Como si los demás imperios, no existieran.

La ignorancia y la incultura de la chusma socialdemócrata y comunista se puede “revisar” y comprobar recordando, simplemente, que Estados Unidos no solo combatió en Europa para librarla de los nazis, sino que se enfrentó a un imperio que quería dominar el mundo junto al Tercer Reich: El Imperio japonés…

Por eso, cuando los ves y los escuchas decir ¡imperialistas!, ¡fachas!
Demuestran que son cerdos de la piara con intenciones de vivir a costa de los pobres y desgraciados, que generalmente, son «ignorantes incapaces de reconocer a un chulo que necesita a sus putas»- como dijo Karl Marx en su tratado sobre Bolívar...

Como ha dejado bien claro, pedagógicamente, uno de los más grandes geógrafos contemporáneos, Robert D. Kaplan, en una conferencia en Sitges, Barcelona, la Unión Europea es un imperio en toda regla, aunque -curiosamente- nadie la nombre así…

Es un imperio europeo cuya capital debería ser Berlín por muchos motivos, pero sobre todo porque el poderío económico de Alemania posibilita el control de todo el territorio de la Unión incluso a efectos militares que son de capital importancia.

Si criticamos tanto a Berlín, es porque no es capaz de imponerse a Bruselas y a su pléyade de idiotas posmodernos incapacitados para la política.

Mientras tanto, la única posibilidad de sobrevivir como imperio en Europa es nuestro aliado estadounidense. Por eso esperamos que resuelvan sus elecciones a la presidencia y que se ocupe un poco más del peligro que corre Europa y de la estrategia para la defensa.

La geografía es implacable y la guerra imperialista que se avecina acecha desde Beijing mientras el Kremlin estudia todos nuestros movimientos con lupa… Todos los enemigos suelen hablar de multipolaridad y chorradas por el estilo…

Pero el asunto es muy sencillo, les guste o no, la guerra es entre imperios; y los demás países tendrán que moverse al pairo de sus aliados, bien por solidaridad, o por obligación… Así es la Historia, así está en los libros.

Desde un punto de vista, estrictamente económico y militar, ni Vladimir Putin ni Rusia pueden sostener una guerra de competencia global.

La astucia de Putin consiste ahora en crear y fomentar problemas a la Unión Europea... El presidente ruso sabrá lo que hace; pero si las tropas acorazadas chinas comienzan a ocupar Siberia, el planeta entero soltará una carcajada monumental.

A los interesados en esta materia tan apasionante como la geopolítica, decirles que China ha desplegado su imperialismo con ímpetu y extrema violencia… Está indicando que va en serio y no deja de advertir que Taiwan será tomada por las armas en cualquier momento.

Estados Unidos está bregando en casa con la mafia del Partido Demócrata, pero el Departamento de Defensa sabe que es un momento vulnerable para U.S.A. y advierte a china con una respuesta demoledora.

Detrás de una y otra bravata se esconde el temor, por ambas partes, de cometer un error de apreciación y perder el sentido de la medida…
Pero lo que hay que apreciar es que el imperio americano se está armando hasta los dientes y todas las ramas de sus ejércitos se preparan para una guerra de envergadura.

Es algo serio que indica que Washington está bregando con graves disturbios, con mafias, con huracanes, con incendios y con millones de enemigos que odian al imperio…

¿Pero a qué imperio se refieren?

Lo que está meridianamente claro es que el imperio americano sigue vivo y no piensa ceder… Se resiste tozudamente a que le roben sus propiedades globales y sus pertenencias; y está tomando nota de la maldad sin límites de sus enemigos, y de las continuas traiciones de los que dicen ser “sus aliados”.

Es por eso, que los próximos movimientos de ficha sean en Oriente Medio. El Pentágono necesita dar un golpe de efecto para deja bien claro en el vecindario que Estados Unidos se marcha porque tiene trabajos urgentes en Indo-Pacífico…

Según un memorándum de inteligencia para los socios árabes liderados por Israel, es de capital importancia un ataque aéreo masivo contra la teocracia iraní… Concretamente contra su infraestructura nuclear y petrolera…

Es una forma de decir: «me voy, pero los que se quedan pueden reducir tu país a escombros, y tu existencia, a la edad de Piedra» …

Esa es la forma de actuar del imperio americano
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios