www.diariohispaniola.com

Los valores... ¡en peligro de extinción!

jueves 16 de marzo de 2017, 21:19h
Los valores... ¡en peligro de extinción!
Ampliar
Los valores... ¡en peligro de extinción!
Ampliar
Actualmente, uno de los grandes problemas que atravesamos y que limitan nuestra situación como sociedad justa, libre y democrática, es la pérdida de valores. A pesar de tantos adelantos científicos y de la globalización, estamos perdiendo uno de los elementos importante para la convivencia del ser humano: Sus consecuencias son pérdidas de credibilidad en los líderes políticos y líderes religiosos. Desilusión y desesperanza en cuanto a la solución de problemas sociales; falta de cohesión social y en el ámbito individual, depresión, frustración, y violencia.

Dijo Albert Einstein: "Procure no ser un hombre con éxito, sino un hombre con valores." Una sociedad con valores es aquélla que evalúa continuamente cuáles son los aspectos de las normas de una cultura a los que merece la pena atenerse. Hemos perdido los valores, las buenas costumbres, el nivel de vida, la confianza, la vergüenza, el respeto por los demás, la fe, el entusiasmo, el rumbo y la visión. Es esencial rescatar los valores, si queremos reconstruirnos a nivel personal, familiar y social.

¿Pero qué entendemos por valores? Los valores: son principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas. Son creencias fundamentales que nos ayudan a apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras, o un comportamiento en lugar de otro. También son fuente de satisfacción y plenitud.

Los valores son la base fundamental de la sociedad, pareja, familia, empresa, y cualquier grupo donde convivan o interactúen seres humanos. La humanidad ha sufrido y está sufriendo un profundo cambio, por ello debemos estar atentos a los valores que van emergiendo dispuestos a modificar nuestra forma de actuar. El concepto de valores humanos abarca todas aquellas cosas que son buenas para nosotros como seres humanos y que nos mejoran como tales. Los valores personales son aquellos que hemos asimilado en nuestra vida y que nos motivan en nuestras decisiones cotidianas. Somos lo que pensamos, lo que creemos, lo que hacemos y lo que sentimos.

En gran medida el comportamiento de la sociedad indica que se están dejando de asumir los valores morales, lo cual debilita las relaciones humanas. Las causas pueden ser diversas como: materialismo, el egoísmo excesivo, la influencia de algunos medios de información, conflictos familiares, padres irresponsables en la crianza de sus hijos, presiones económicas, pobreza, modelaje incorrecto de líderes, etc.; pero sobre todo el funcionamiento de un sistema educativo desligado de las necesidades actuales de las personas.

Si no descubrimos lo que somos, tampoco descubriremos qué valores nos convienen. Cuanto mejor percibamos nuestra naturaleza, más fácilmente percibiremos los valores que nos pertenecen. La manera óptima de transmitir los valores es a través del ejemplo. Debemos participar en la construcción de formas de vida que tengan más en cuenta al ser humano; ser más solidarios, creer en la dignidad humana, favorecerla y tener en cuenta las relaciones entre el ser humano y su entorno.

Tenemos que tener conciencia de cuáles son los valores que nos motivan hacer lo que hacemos. Cuáles son los estados emocionales que nos atraen hacia nuestros objetivos y cuáles son los valores que nos alejan de lo que queremos. Estableciendo esta lista vamos a poder entender la fuerza que están creando nuestros valores.

Podemos tomar la decisión de elegir los valores que queremos desarrollar para poder visualizar el destino que aspiramos. Así conquistar la calidad de vida que tenemos derecho a vivir. Puede ser que se esté preguntando: ¿Cómo puedo identificar los valores que me fortalecen? Esta es una pregunta muy sencilla de contestar, consíga una hoja de papel y un lápiz y responda esta pregunta:
¿Qué es lo más importante en mi vida? Puede ser que sea la paz mental, el amor, su relación con Dios, el desarrollo de su familia, su libertad, su crecimiento.

Cuando usted tiene su lista de valores claros y sabe hacia dónde va toma decisiones de calidad. Por consiguiente comenzará a producir un cambio en su carácter y desarrollará una motivación para producir las fuerzas y conquistar lo que usted anhela. Para producir un cambio profundo tenemos que producir un cambio en nuestros valores.

Es importante recordar que las personas que han logrado hacer historia han tenido un compromiso absoluto con su visión, con su propósito y con sus valores.

Tenemos que reflexionar y crear conciencia que nuestra calidad de vida va a mejorar una vez que eliminemos los valores que nos sabotean. Lo importante NO es saber qué son los valores, sino como los vivimos.




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(1)

+

0 comentarios