www.diariohispaniola.com

    

Opinión

Matar a un periodista, a un artista dibujante o pintor, a un intelectual que escribe, a un novelista o a un cineasta... es asesinar a la civilización. Matar a cualquier persona es un crimen pero cuando con ello se quiere conseguir el silencio de los muertos, es algo todavía más serio y execrable porque la libertad de expresar ideas lleva siempre consigo cierta libertad para ver, escuchar o leer; se puede estar de acuerdo o no, se puede dejar de leer y dedicar el tiempo, si se quiere, a un "catecismo", pueden buscarse las lecturas favoritas y a los "ídolos" preferidos, se puede hacer lo que a cualquiera le dé la gana pero matar al que es libre en una sociedad democrática para ejercer su derecho a escribir, pensar, hablar , actuar libremente y hacerlo sin hipocresía, no solo es de criminales y asesinos sino que el que lo hace queda "retratado", además, como un ignorante salvaje que tendrá una respuesta moral colectiva y otra según el derecho internacional. Si, para colmo, lo hace en nombre de Allah, no puede ser otra cosa que un fanático asesino que hace un flaco favor a la comunidad religiosa a la que pertenece porque cualquier apreciación sobre la islamofobia puede ser para los demás el resultado de su cristianofobia o judeofobia...
Imagen de las labores de demolición del Palacio presidencial de Haití, antes de ser reedificado tras su colapso a causa del devastador terremoto del 12 de enero de 2010. EFE/Archivo
Imagen de las labores de demolición del Palacio presidencial de Haití, antes de ser reedificado tras su colapso a causa del devastador terremoto del 12 de enero de 2010. EFE/Archivo

El PMA dice que incertidumbre política amenaza a Haití cinco años después del sismo

La pobreza crónica, la desigualdad, la degradación medioambiental y también la incertidumbre política amenazan los avances logrados en Haití tras el devastador terremoto de 2010, de acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA).

Por Lady Reyes

En la carretera de este moribundo 2014 nos acercamos a la esquina del relevo que dará paso a un nuevo año... un 2015 que trae consigo 365 días que a veces se nos hacen largos y otras cortos, todo de acuerdo al cristal con que se mire y se viva.

por Tony Arias Gil Especial para Diario Hispaniola

El clima ha cambiado. La causa es un tema de discusión. Lo que no está en discusión son los efectos que tienen en la población y en los productores agropecuarios. Sequías más intensas o inundaciones provocan daños en los predios agrícolas que no están preparados para adaptarse a los efectos del cambio climático.

Jesús Rodríguez
Jesús Rodríguez

Oro negro

La caída del precio del petróleo y sus consecuencias sobre "el modelo". Elecciones en el parlamento del Mercosur, el oportunismo político del kirchnerismo y las consecuencias sobre la oposición. El frente judicial y los desequilibrios macroeconómicos, talón de Aquiles de un peronismo en transición.
0,84375