www.diariohispaniola.com
Casi normales.
Ampliar
Casi normales. (Foto: JRS)

Casi normales, el musical de lo humano

jueves 14 de noviembre de 2019, 13:11h
Una poderosa la carga emotiva que transmite Casi Normales, obviando el perfil recreativo coreográfico del género para enfrentar creencias aberrantes sobre el trastorno mental bipolar.
El montaje de Casi Normales, desde su anuncio. era un atrevimiento. Ser artista autentico comporta de suyo, la actitud del camino inacostumbrado y la postura de rebeldía.

El proyecto exhibía esas condiciones de lo excepcional sobre todo, por el tema conformado el riesgo de alejarse de las historias de amor, las fantasías mitológicas, las facilistas y previsibles leyendas fílmicas de Disney , las épocas temporales alegres, de la música vivaz y danzas cargadas de ritmo y sentido de artística sincronización, para optar por poner en escena temas menos cómodos: el suicido, el abuso de sustancias, la cultura suburbana y la ética y desactualización de la psiquiatría moderna.

Casi normales fue un acontecimiento artístico que recibió incluso el Premio Pulitzer de Teatro, lo que le abrió puertas a los teatros del mundo.

Era ese inusual el montaje no festivo, con un género que presupone música, canto y baile, el tipo de reto que Camilo Then, tiene lugar solo cuando se encuentra con un productor con garras para entrar en contravía.

El impacto logrado por Casi normales, (“Next to normal) con libreto y composiciones de Brian Yorkey y música original de Tom Kitt, representado en el país bajo la producción de Camilo Then y la dirección de Joyce Roy, representa un giro novedoso, atrevido, arriesgado y dotado de la fuerza de talentos criollos que llenaron de emociones el ya entrañable espacio teatral (Studio Theater) de Acrópolis Center.

Los actuantes, y en especial Laura Leclerc (magnifica rompedora de esquemas psicológicos y físicos), Alejando Espino (como el esposo de la familia) y los muy jóvenes y extraordinarios Juan M. González, Annabelle Aquino (alucinante por su actuación), Vladimir Rodríguez y Jean Luis Burgos, ofrecen al espectador una paleta de actuaciones inolvidables, que torna ridícula la queda de que el musical es muy extenso. Todo depende de la actitud del espectador.

Casi Normales era acudir a la poderosa la carga emotiva que transmite Casi Normales, en su búsqueda y denuncia de los entretelones de las creencias aberrantes sobre el trastorno mental bipolar, y su correcto manejo temático, que le hicieron merecedor de un premios y su inclusión en el repertorio de numerosas compañías luego de su estreno en febrero, 2008, por parte de Second Stage Theater (NY).

Este musical, por las características no comerciales de su temática, tuvo que ser producido con apoyo de la Fundation Jonthan Larson, que educa en materia de salud mental. Luego, a pesar de su tema, se transformó en un éxito de público y un desafío para artistas del musical no convencional.

Si puede, no deje de ver eso. No se la pierda. La excepcionalidad del musical en el porte de gente con talento y conciencia del oficio.

Lo excesivo
Si una recomendación debe hacerse a la producción de este tipo de montajes, es cuidar la extensión, afinar el poder de síntesis de las adaptaciones para, independientemente de la belleza y el drama tan bien llevado, no exceda el límite aconsejable de tiempo. Hora y media como promedio de duración, es suficiente

Pie de foto
Casi normales es un imperdible musical que se vuelve a presentar en Studio Theater de Acrópolis Center el fin de semana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.