www.diariohispaniola.com
Segunda premisa inmutable para el actor.
Segunda premisa inmutable para el actor. (Foto: Giovanny Cruz)

Segunda premisa inmutable para el actor: Lectura y el estudio del texto

“El teatro es una síntesis de artes que exige un arte de la síntesis”
Joan Doat
Segunda premisa inmutable para el actor.
Ampliar
Segunda premisa inmutable para el actor.


Lo primero que en el teatro llega a tus manos es el Texto Literario. Luego se convertirá con tu trabajo en Texto Dramático.

Antes aceptar actuar en la obra e iniciar el proceso de interpretación, debes leerla correctamente.

—¿Cómo?

El primer contacto con el texto es de capital importancia; pero… cuando lo tengas por primera vez frente a ti, léelo sin ideas preconcebidas. Esta será una lectura plana sin grandes expectativas. Procura dejar que la pieza haga su trabajo. No le pongas nada tuyo, deja que te impresione como a un lector corriente. Así como el público, luego, recibirá la realización final, debes tú recibir la obra en el encuentro inicial. Lee el trabajo del dramaturgo tal y como lees narrativa: sin involucrar mayores emociones y compromisos.

¿Qué buscar en la primera lectura?
Octavio Paz proclamaba que en la buena literatura los personajes no se muestran reconciliados consigo mismos, sino con el alma hecha jirones. En el teatro tiene que haber un conflicto, ahí está lo especial de nuestro asunto.

Hay un personaje sobre quien recae directamente la acción o el conflicto de la obra. A ese llamamos Protagonista: es quien tiene la mayor relación directa con el conflicto, sin que importe su cantidad de parlamentos. Descubre quién en verdad es.

Hay otro personaje que hace oposición a las verdades del Protagonista, a este llamamos Antagonista.

En toda obra bien escrita existe una tercera fuerza que procura equilibrar entre los personajes en pugna. En tu primera lectura de la obra tienes que descubrir sin dificultades ese triángulo conflictivo en cuyo espacio discurrirá el conflicto y la trama.

¿La planteó y desarrolló correcta y fluidamente el dramaturgo? ¿Es bien conducida hacia el final? ¿Es éste el resultado del proceso? ¿Te quedó claro el objetivo real de la historia que cuenta la obra?

Si estás conforme con todo esto, entonces puedes pasar a la segunda etapa. De no, olvídate de esa pieza teatral.


 Un detalle: tal y como nos enseñó Aristóteles, el teatro es el arte de la acción. Las obras en las cuales predomina lo narrativo son deficientes. Tiende a ocurrir cuando escritores de otras disciplinas intentan escribir teatro. El dramaturgo es un escritor especializado.

Da a la obra una segunda lectura procurando revisar los perfiles sicológicos de los personajes y tratando de saber si las líneas de acciones de ellos, efectivamente, engrosan a la Línea Ininterrumpida.

La “pureza” textual de los personajes:
Cuando el dramaturgo perfila un personaje, pierde parte de su hegemonía sobre ellos. ¡Ni el padre creador puede traicionar a su criatura! Los personajes adquieren, entonces, determinada independencia.

—¿La tienen en la obra que estás leyendo? ¿No está el dramaturgo asignándoles palabras y acciones divorciadas de su propia esencia?

Si estás conforme… llama al productor, o escríbele una nota por WhatsApp, y dile que trabajarás en su producción.


Lectura especializada y comprometida:
Ahora sí podrás hacer anotaciones y buscar especificaciones. Debes leer la obra desde la óptica de tu personaje.

—¿Qué buscar?
  • Los hechos importantes: Es lo que en el cine llaman puntos de giro. Son esas sacudidas argumentales que el dramaturgo pone para ir despertando el interés de los espectadores. Cuando estos no están, la obra tiende a resultar muy plana y aburrida.
  • Perfil de los personajes: Te he hablado de los aspectos sicológicos de ellos; pero hay otros detalles. Los personajes tienen actitudes claras, fácilmente identificables; se trata de lo que es obvio que vienen a hacer en cada escena (Línea Externa) y lo que es su verdadero motivo (Línea Interna). En el teatro esto es una ley de leyes.
  • Gesto Social (aporte de Bertolt Brecht): Son singularidades que tienen los personajes dependiendo del grupo social en el cual están ubicados. La realeza, la burguesía, la pequeña burguesía trepadora, los celosos, los oportunistas, los militares; etcétera, se comportan de diferentes maneras. Ubica, desde tu óptica cultural, el grupo social en el cual está tu personaje.
  • Gesto fundamental: Luego del social, descubrimos que el personaje tiene actitudes que les son únicas. Tienes que descubrirlas. Este será su sello… y el tuyo.

Otro detalle: cuando lees una obra, siendo como actor el artista que mejor domina la palabra, debes conocer el significado de todas las que están en la pieza.

Otros aspectos a tomar en cuenta:
Lenguaje y estilo. -
Las piezas teatrales definen en sí mismas su propio lenguaje. Este dependerá de los objetivos que persiga el autor, de la época, del país y los personajes. Te en cuenta que hasta el lenguaje cotidiano que utilizas es en verso. Igual ocurre en el teatro. Cuando violas la construcción del autor, está violando su natural versificación.

Aparte de los estilos literarios tenemos: tragedia, drama, comedia, sátira, melodrama, paso, entremés, autos sacramentales, etcétera.
.

Tiempo y espacio. -
  • Las obras ocurren en un tiempo específico. Si el dramaturgo es adrede anacrónico, debe tener una lógica que lo justifique.
  • Las escenas transcurren en un tiempo teatral.
  • Las piezas tienen su propio espacio vivencial. Este hecho determina características singulares en los personajes.
  • En la realización escénica las obras ocurrirán en un escenario específico. Un dramaturgo puro tiene claro las limitaciones de espacio que tiene el teatro.

Convencionalismos teatrales. -
  • El más notorio es el de los apartes. Los personajes dicen parlamentos que los demás personajes, supuestamente, no escuchan.
  • Una coma determina una inflexión.
  • Tres puntos es una pausa muy breve.
  • Una pausa es un corto silencio.
  • Un silencio es un tiempo más largo sin palabras.
  • El teatro es un convencionalismo cuyas “verdades” son simplemente escénicas.

En la próxima entrega te hablaré de “Ensayo de Mesa, Acotaciones y Condiciones Dadas”. Estoy cansado y voy a cerrar el…
¡Telón!


Por Giovanny Cruz Durán
Narrador, poeta, dramaturgo, actor, director y maestro actoral
Telón.
Ampliar
Telón.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.