www.diariohispaniola.com
La  tragedia y todo lo peor está por venir...
Ampliar
La tragedia y todo lo peor está por venir... (Foto: Alfonso M. Becker)

La tragedia y todo lo peor está por venir...

miércoles 19 de septiembre de 2018, 14:00h
“Washington maneja como nadie el monopolio de las apariencias y Rusia no tiene más remedio que seguirle el juego” Alfonso M. Becker

Un buen lector de la historia de los humanos que pululan por estos mundos de Dios debe saber que para diferenciar y disociar el feo aspecto de una guerra de extermino de la necesidad indiscutible de matar terroristas mahometanos, hace falta un pensador especializado en geopolítica que despliegue entre las masas aturdidas un inmenso abanico de interrogaciones que haga más digestivo el terrible golpe del destino singular que aguarda a los terroristas mahometanos.

A estos desarrolladores políticos de espectáculos globales durante “una guerra que no parece guerra”, se le suelen llamar magos… A la formulación y al despliegue de medios teatrales de entretenimiento que completen la bruma necesaria para ocultar la cercanía del apocalipsis se le llama objeto sexual de mera contemplación; la especialización de imágenes inagotables que el mago tiene en su chistera...

Allá por el siglo XIX, en los albores de un imperio norteamericano que ya se rumiaba en los discursos de los Founding Fathers of the United States, los filósofos más aburridos del planeta anduvieron tambaleantes durante algún tiempo y ciertamente proclives a enfangarse en el der wille zur macht que los situaba con ímpetu arrollador al borde del terreno de lo bello, el punto que permitía alargar la mirada altiva a los guerreros de Washington…

Benjamin Franklin, Alexander Hamilton, John Jay, James Madison, George Washington, John Adams y Thomas Jefferson, partícipes de una revolución de leyenda en el continente americano, desplegaron altura de miras y fundaron lo que usted, amigo lector, conoce como la patria estadounidense. Curiosamente estos caballeros eran, además de buenos combatientes, gente muy culta. Debo añadir que el amor por el conocimiento no estaba reñido con el deleite poético en los prostíbulos de moda y mucho menos podía criticarse que en el terreno privado un probi homine disfrutara de una hermosa prostituta como beneficio exclusivo en su domicilio particular.

¡Faltaría más! En nombre de la grande y poderosa democracia que se avecinaba... Sin embargo, hablamos de una época en la que algunos de estos prohombres eran propietarios de esclavos y entre estos desgraciados seres humanos, condenados al trabajo forzado por un mendrugo de pan, había hermosísimas mujeres como la mulata Sally Hemings que tuvo seis hijos con Thomas Jefferson. Pero lo que trasciende no es este tipo de amor de características “imposibles” en aquella época de grandes injusticias, racismo y crímenes en todo el planeta.

Ni las guerras en Europa, ni las de América, ni siquiera la Revolución Francesa, pudieron ocultar que el sexo forma parte de la vida y su máxima expresión se despliega en los centros de poder… Los clérigos asesinos que predican el odio islámico desde sus mezquitas, también hablan de un sexo esclavo de “mujeres que valen la mitad que un hombre” y de paraísos ilusorios donde la cópula con cien vírgenes es el premio gordo
para los yihadistas que maten cristianos y judíos.

Pero el rayo de luz en la colina que adivinaban los grandes pensadores americanos era una ciudad, de sexo exquisito, “allí arriba” cuya singularísima sorpresa no fue otra que asomarse al amor propio; esa cosa tan personal que nos señala el camino, ese amor puro a la vida, esa verdadera luz que alumbra nuestro horizonte, el faro que nos guía cuando casi todos los años de tu vida te han caído encima de repente; la crueldad implacable del tiempo que pinta el paisaje de canas, la inquietante etapa de la existencia en la que la carga es demasiado pesada, ese instante en el que te miras al espejo y no te reconoces. Pero la sexualidad sigue ahí… No se vayan.

Sin embargo, la metonimia de un lugar que todavía -a pesar de muchos- es la capital del mundo, sigue rebosando voluntad de sexo y poder. En la era del espectáculo político todas las mentiras forman parte del paisaje porque la vida es sueño y donde sueñan los hombres no se puede ocultar la capacidad generativa de escenarios mundanos ni el poder ni la fuerza del teatro. Es la voluntad de amar y de disfrutar de los placeres de la vida lo que coloca y eleva el apetito sexual a la condición de placer carnal por antonomasia. Pujanza de la sexualidad no es perversión cuando no hay delito tipificado.

Es de ilusos olvidar que el deterioro se apodera de tu anatomía mientras vives tu tiempo como animal político y sexual. Pero el tiempo es finito para todos los bichos vivientes y el lector inteligente sabe que todo un ejército de enfermedades te espera, emboscado, a la vuelta de cada esquina. El camino incierto y perdido que te grita el GPS, al volante, como si fueses tonto de remate: “cien metros a la izquierda y luego gira a la derecha en la primera salida de la rotonda, carajote”...

¿Por qué se expresará la máquina de forma tan ordinaria cuando conduces sin frenos hacia ningún sitio? ¿Por qué le han puesto al GPS la voz de Dios?

“Qué mierda he hecho yo para merecer esto” ha sido la pregunta más solemne de un pensador desde que comienza el siglo XXI ante una jarra de cerveza y unas papas con alioli ingeridas con cierta gula y lascivia para tratar de escapar del ambiente depresivo; la atmósfera de lo más feo y doloroso de la metafísica aplicada, la rama del saber que siempre te hace la misma pregunta, todos los días: ¿por qué lo llamas suerte, pedazo de desgraciado si es una profesional del sexo?…

¿Es la miseria del espíritu la que nos hace ver en una puta a una mala hembra cuando esa mujer está en su derecho natural e indiscutible de poner precio y cobrar por darte alegría en el espíritu y proporcionarte felicidad en el cuerpo? No se aleje, amigo lector, de toda esa colección de imágenes fabricadas por Capitol Hill para que la turba de la peor ralea corrupta caribeña gobernante señale la causa de los males y las carencias en otra parte… El asesino siempre es inocente en nombre de una supuesta revolución que consiste en apropiarse del botín...

Los criminales narcotraficantes que gobiernan en Caracas también lo hacen; las Cristinas ladronas argentinas, los Evos, los Lulas, los Ortegas y toda esa basura criminal de autonombrados “revolucionarios” también lo hacen. Todos sacan pecho y provecho de un demonio inventado en Beltway… pero han caído en la trampa… Incluso encima del patíbulo, su patético discurso los delata. Siempre intentando sacar ventaja y crédito de un demonio repetido hasta la saciedad en la historia retratado y reproducido por la falacia de su espejo. “El imperio”, los “colonizadores”, el capitalismo, el FMI, los banqueros, los judíos y el jefe de todos los culpables es: ese “Objeto sexual de mera contemplación espectacular”: Donald Trump...

También han caído en la trampa los persas, esos mahometanos chiítas que se han creído fuertes e inmortales atacando a la civilización judeocristiana… No les voy a contar lo que le espera al dictador de Damasco… La Casa Blanca lo ha condenado a muerte… Aunque es más lógico decir que se trata de Donald Trump quien ha decidido que al “sanguinario” Bashar el Assad hay que matarlo. Dada la forma de actuar de los servicios de inteligencia, es de suponer que se encargarán los misiles anónimos, serán las bombas de los infieles las que acaben con el clan alauita… Nadie en su sano juicio descarta hoy que los ayatolas persas serán atacados con “armas de teatro”… Bonito nombre para exterminar criminales islamistas: Teatro… Si Calderón de la Barca se levantara de su tumba...

El fanatismo asesino religioso de una gran parte de los árabes los lleva a la destrucción y ni siquiera aprenden de la historia que esto son “jugadas de libro”… Ni siquiera detectan que la puñalada por la espalda se la darán los magos del Kremlim. ¿De dónde habrán sacado la idea de que los rusos van a permitir que unos asesinos ayatolas de Teherán consigan la bomba atómica? ¿Quién les ha metido en la cabeza que China se aliará con asesinos musulmanes para atacar a los infieles de Occidente, si es China -precisamente- quien está encerrando en campos de concentración, reeducando y exterminando a los musulmanes?

Por lo visto el fanatismo no embarga a la chusma mahometana cuando las grandes representaciones teatrales de la política nos aturden a todos con sus grandes mentiras; así como el agua, la tierra y el fuego nos empapa, nos sepulta y nos quema el vello púbico como si ya fuésemos nada… Súmenle las enfermedades venéreas -no exagero- como recuerdo inolvidable de haber metido el pito en oquedades estrepitosas. Vulva desmedida que atrae como el imán... Dios, qué metáfora más bonita me ha salido…

¿Qué ven mis ojos? ¡Vamos a ver si me aclaro! Esta es mi cama, aquí veo a mi mujer desnuda junto a un hombre desconocido en mi domicilio… Esto no tiene buena pinta...

La liberación de la mujer ha colocado a la hembra en el disfrute democrático de los placeres. Todo esto, según sociólogos de prestigio mundial, a vuelto completamente locos a los mahometanos y no soportan la cultura del resto del planeta...

¿Por qué giro el volante en la curva cerrada, piso el embrague, cambio a segunda y acelero si esto es un caballo?-le preguntó un amigo mío a su esposa. Y ella, ni corta ni perezosa, le dijo que no era psiquiatra para encontrar la respuesta adecuada… Pero tenía que ser algo interesante porque ella, su esposa, estaba haciendo el amor con otro y mantenía ese tipo de conversación ontológica como si estuviese filosofando con su marido, cuando en verdad fornicaba con un albañil, de pelo en pecho, de la obra de enfrente… La mujer y su poderío político sexual...

El fascinante mundo de los amantes copulando en una cama no conoce límite alguno. Ni siquiera las fronteras del lecho conyugal... Aquel burro albañil la cogía como a una perra en celo con la misma familiaridad que su fiel esposo. A dónde vamos a llegar, Dios mío... ¿Hay vida después del adulterio si una mujer se acuesta con su ginecólogo? Bien… Tratemos de llevar a buen puerto y con educación la ontología de lo cotidiano, es decir, la experiencia sexual inesperada de una fémina cuando en un descuido pensativo, con los muslos abiertos de par en par, te asalta un gigoló… y para colmo experimentas un enloquecedor orgasmo múltiple femenino…

Sexo y poder. Siempre el sexo en la vida, en la guerra y en la muerte… Para los que gusten saber qué es lo que está ocurriendo en Washington les diré que una gran cortina de humo sexual y judicial siempre esconde un ataque devastador contra personas determinadas y países como Siria; y lo que otrora fuera una intervención militar “humanitaria” para evitar males mayores, mañana se llamará instrumento de unificación para la sociedad siria, para un pueblo como el sirio que concentra todas las miradas del planeta mientras los asesinos del Islam juegan a dominar Oriente Medio.

“Cómo vivir mejor y disfrutar de la vida” es una gran pregunta en esta sociedad de espectáculos políticos, teatros de guerra y exterminio, mentiras mahometanas y de los que no son creyentes, porque la gente empieza a no creer en nada… Es universal lo que digo, es vox populi y -a la vez- secreto. El escándalo sexual nunca se detiene porque es la mejor cortina de humo en el siglo de los grandes espectáculos. Muy pronto veremos cómo acusan a Donald Trump de haber violado a una dulce señora, adventista del séptimo día, y a su linda mascota una perrita chihuahua…

Será comidilla de los periódicos y de los periodista de la periferia con títulos universitarios comprados, al por mayor, en el mercado de doctorados y de “maestrías” para la chusma... ¿Maestro tú, gilipollas? ¿En qué? ¡Anda y vete por ahí, basura antisemita! Eres nada; anodino en palabras, insignificante en el discurso, insustancial en la crítica. Mientes y tienes el corazón lleno de odio. Israel prevalecerá y tú te irás a la mierda… Te vendría bien un poco de sexo, hoy la impotencia tiene tratamiento con pastillas…

La impotencia política de la morralla gobernante en Europa solo es producto de los títulos falsos, de las tesis plagiadas, de las licenciaturas baratas para la plebe, de las noticias falsas y de la madre que los parió que también eran falsas mujerzuelas de garito de carretera que suplantaron a las verdadera madres avergonzadas de estos corruptos ladrones que no saben ni de lo que hablan, así les pongas mil consejeros a su lado...

Algunas respuestas filosóficas quizás expliquen, de manera soterrada, la increíble cantidad de penes anónimos que se cuelan en las entrañas de las mujeres artistas dedicadas a satisfacer el perreo de los machos, cada día más escasos, que se esconden en los burdeles del extrarradio… La otra noche -me dijo un amigo- soñé que yo era más guapo que Brad Pitt y que las mujeres se me acercaban como locas, se bajaban las bragas de encaje de bolillo negro y me decían con dulzura: “ven aquí guapo mío y cómemelo todo”…

Pero todo terminó en una horrible pesadilla. Cuando mi amigo se acercó en el sueño a las ingles de su mujer para otear el horizonte desde el monte de Venus, resultó que era un camionero transexual que quería agredirle con una porra (por llamarlo de alguna manera decente)… ¿Que diría San Agustín de todo esto de las almas atribuladas por el sexo? ¿Hay remedio en la filosofía para tanto puterío? La perplejidad se adueña de la gente noble y educada que vive en Sodoma y en Gomorra en régimen de alquiler, dada la carestía de la vivienda en el Distrito de Columbia.

La fuerza de la naturaleza humana nos mantiene erectos, digo erguidos, o sea tiesos, o simplemente de pie… ¿Por qué complicarse la vida sexual tratando de aferrarse a la cordura si la jodienda no tiene enmienda? Una cerveza lo cambia todo en la política de sexos.. . En la misma jarra, echa un Bourbon y las neurosis desaparecen incluso conduciendo a cien millas por hora… Maldito policía… ¿que querrá ahora persiguiéndome con esa moto de color rosa?… ¿Es que no hay democracia en este país? La voluntad de vivir es un sello inconfundible en los Estados Unidos.

¡Socorro, policía, ese hombre se frotó contra mi clítoris hace 35 años en la escuela secundaria!

Dios Santo, la mujer tiene razón, todo el mundo sabe que solo se puede chupar un clítoris con permiso de la dueña, la ley lo dice bien claro:

Artículo 69- el que chupare o masturbare un clítoris sin permiso de la dueña podría ser condenado a 20 años de cárcel con los agravantes adicionales de ser enviado al pasillo de la muerte…

¡ Y a mí que me cuenta, señora, dígaselo a The New York Times, que es el que recoge toda la basura del continente americano para atribuírsela a Donald Trump!

El espectáculo militar en Siria no se opondrá en abstracto al gran teatro que representa Rusia en Oriente Medio. Washington maneja como nadie el monopolio de las apariencias y el Kremlin no tiene más remedio que seguirle el juego.

Esto es Estados Unidos y -créanme- lo peor está por venir en Siria…


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.