www.diariohispaniola.com
ALFONSO M. BECKER_ Perro ladrador también muerde.
Ampliar
ALFONSO M. BECKER_ Perro ladrador también muerde.

El perro ladrador también muerde...

domingo 12 de agosto de 2018, 22:56h
Oh, say can you see by the dawn’s early light
What so proudly we hailed at the twilight’s last gleaming?
Whose broad stripes and bright stars thru the perilous fight,
O’er the ramparts we watched were so gallantly streaming?
And the rockets’ red glare, the bombs bursting in air,
Gave proof through the night that our flag was still there.

Oh, say does that star-spangled banner yet wave
O’er the land of the free and the home of the brave?
The Star-Spangled Banner





Puede preguntarlo y confirmarlo con cualquier experto en zoología, incluso con los encantadores de perros que ahora están de moda con sus reality show y sus franquicias globales diseminadas por la anglofonía. Ese refrán español de “perro ladrador poco mordedor” nunca lo hemos tomado en serio los que siempre hemos tenido perro. El can que ladra y avisa es mucho más sabio porque de esa forma, el animal, puede evitar males mayores en su inteligente economía de la confrontación. Interpretar fiereza es propio del mundo animal incluyendo a los racionales.

En líneas generales se podría decir que casi todos los bichos con cierto nivel de inteligencia -incluyendo a los más peligrosos predadores- son capaces de desplegar prolegómenos de intimidación (ponerse gallito, sacar pecho…) con toda su parafernalia amenazante... Cuando yo era pequeño, tuve un perro, “Rocco”, y si ladraba lo hacía porque “olía” la amenaza desde lejos y porque quería dejar bien claro que iba a atacar a los que entraran en la casa sin permiso o a los que se acercaran a mí sin su aprobación… Probablemente un humano del montón no lo entienda, pero otro perro lo capta enseguida, perfectamente.

En los círculos selectos de la geopolítica washingtoniana se estrenan en primicia para el público mundial, por primera vez, los reality show pensados para “perros del rebaño” escritos y dirigidos por los mejores cerebros del Instituto de Investigación Social durante los inicios de la Alemania nazi. Les aseguro que no es una boutade por mi parte pues les hablo del fulgor y gloria de un génesis melodramático posmoderno que no es otra cosa que el despliegue masivo de la mentira política espectacular con grandes medios, no solo para el control de masas, sino también para engañar al enemigo o si lo quieres llamar con eufemismos economicistas, competidor...

Se debe entender que en los inicios de esta teoría crítica, los “perros” no son los “pastores” en términos habitualmente empleados por las oficinas de Inteligencia. En todo caso podríamos -como buenos admiradores del arte de la gobernanza- traducir perros como fuerzas del orden y en algunos casos como fuerzas militares. Aquellos fueron, en realidad, los inicios de una société du spectacle perfectamente descifrada por el señor Guy Debord… Todo un genio de la interpretación marxista o de observaciones marxianas mirando hacia una sociedad estadounidense que marcaba la existencia de todos los habitantes de la tierra con una forma de vida que casi nadie pudo entender. Salvo él.

Mirar a los europeos supervivientes del European Recovery Program (Plan Marshall) proporcionaba una imagen confusa y hasta apocalíptica de la existencia. Cuando llega la paz y los estómagos se llenan de comida, la gente más estudiosa comienza a decir y a escribir tonterías en placenteras digestiones. Todo un embrujamiento culinario que deja a un lado la Filosofía siendo el consumo de masas lo que triunfa como repugnancia orgánica. La fascinación por el parecer, por las titulaciones, por los másters, por los coches descapotables para que todos vean tu cara feliz, fue una muestra indiscutible de que el ser había sido destituido de todos sus atributos.

Los perros sarnosos europeos que hacían la guerra, ladraban en 1945 como encantadores chihuahuas y hacían contorsiones y carantoñas para agradar a Estados Unidos de América, mendigando Coca-Cola y un asiento en el gran banquete de la reconstrucción. Pero una vez que engordaron y se sintieron libres en una sociedad democrática, comenzaron a odiar a Washington que era una mariconada algo más moderna y liberadora que criticar a un genocida como Stalin que aniquila a 50 millones de rusos. Con sus purgas y sus trabajadores esclavos… El borrego de la chusma ni siquiera sabe que su ideología es intrínsecamente superficial, vacía de contenido, y una suerte de bazofia como pienso alimenticio que su pobre cerebro es incapaz de discernir porque su bulbo raquídeo no alcanza más allá de la apariencia como horizonte.

Sin embargo es la huida masiva de la legendaria Escuela de Fráncfort hacia los Estados Unidos, con su gran mayoría de filósofos judíos, la que pone en práctica la teoría crítica ; una nueva forma de investigar los fenómenos sociales que sorprendió gratamente a la futura Comunidad de Inteligencia de los Estados Unidos que se fraguaba en los círculos militaristas de la élite en Beltway...

Casi por accidente geopolítico, Ronald Reagan, en 1981, utilizó las herramientas que hoy
posee el tuitero mayor de la Casa Blanca, un presidente muy parecido en muchos aspectos… Un impredecible inquilino en the Oval Office que sabe muy bien lo que hace porque tiene los mejores directores de teatro… Es cierto que el actual presidente parece ahuevado y da la impresión de que se le va la cabeza y el tupé, se le calientan las pelotas y en vez de mandarte al carajo por meterte con él, te manda a un agujero de mierda que -seguramente- es de donde procedes, desagradecido de los cojones… su pensamiento migratorio es así… Y pasará a la historia, no lo duden...

Steve Bannon no deja de dar lecciones magistrales por todo el planeta explicando que este presidente de aspecto huevón, fabricado como un producto político repugnante, solo puede ser aplaudido y respetado por gente muy inteligente conocedora de las leyes espectaculares por las que se rige hoy la política exterior y la doméstica. El de Norfolk es perro viejo que todavía conserva sus seductores encantos según me cuentan amigas americanas. Amigas que me han confesado que darse un revolcón sexual con este tío debe ser todo un orgasmo intelectual… Perro viejo...

Es un cabronazo de cuidado y de una inteligencia superior me dicen, en cambio, los amigos. El estratega jefe de la Casa Blanca no se ha ido nunca sino que ha pasado a otra dimensión desconocida por la gente común… Se sigue moviendo en las sombras siempre bajo la capa de Donald Trump y -en realidad- no está muy lejos de la pléyade trumpiana porque el globo terrestre ya le queda pequeño y la gentuza que le llama extremista de derechas, le importa un solemne y apoteósico carajo. Palabra de Dios. Te alabamos Señor…

Se le ha visto en Rio de Janeiro siendo “alabado” y tratado como un “príncipe” por el hijo del candidato Jair Bolsonaro… El gran Bannon advirtió en Brasilia que Brasil se hunde en la miseria si los futuros gobiernos siguen en manos de los corruptos que simulan ser de la izquierda cuando su única ideología es la del ladrón. Se refería al borracho mentiroso y putero, Lula da Silva, y a la superladrona Dilma Rousseff… Debe entender el lector que el gigantesco imperio económico brasileño es ahora comida de buen gusto para la derecha brasileira que empuja pidiendo turno en el banquete de uno de los países más ricos del planeta.

Sin frivolidad alguna, les puedo asegurar que la élite multimillonaria de la nueva “Petropolis de la Gobernanza” sabe con certeza que Brasil solo puede ser salvado de la ruina por Steve Bannon que es lo mismo que decir por el sargento Donald Trump y su banda de corazones solitarios . En un principio no le caía muy bien a los judíos de B'nai B'rith, entonce le pregunté a un Hijo de la Alianza que por qué carajo se metía con mi admirado genio del periodismo espectacular y de la estrategia geopolítica… El bendito Hijo del Pacto me lo soltó a secas: “Es antisemita”… Y le dije que era un inculto ignorante que no tenía ni puta idea de política ni de filosofía… Ya no tiene huevos de mandarme más correos…

El único pecado que se le nota al más grande genio de los escenarios políticos, es que si lo pillas en un día malo con media docena de jarras de cerveza, te dice moro de mierda o piojoso mahometano del Pakistán… Cuando está colocado le sale su nacionalismo económico, su patriotismo, su amor por la US Navy… pero no le digas antisemita; ningún judío en sus cabales lo acusaría de eso. Lo más “incómodo” para la chusma que le he leído puede ser quizás lo que ya repiten muchos en el Pentágono desde hace 10 años: “Hay que dar un escarmiento apoteósico a los asesinos mahometanos si quieres que te respeten y te teman” …

Refiriéndose todos los militares a algo que ya dijo Cervantes en Don Quijote de la Mancha: “los moros solo respetan a los que saben matar”… Simplemente este maestro del periodismo es muy raro para la gente vulgar. Steve Bannon es un genio de la política y nunca habrá otro como él… Bannon sabe que la liquidación de la aventura del “yo” significa no dejar ninguna huella personal por su servicio impagable a los Estados Unidos trabajando para una suerte de Frankenstein con nombres y apellidos, creado en los laboratorios de Beltway para frenar la decadencia del imperio americano.

El genio del despliegue teatral no consta en el staff oficialmente remunerado de la Casa Blanca pero Capitol Hill siempre dispuso de equipos autónomos que manejan recursos ilimitados para ejercer diplomacia “paralela” aclaratoria para los inculto aliados europeos, todavía inmersos en el pánico a la extraña, apocalíptica y “surrealista” foreign policy del actual presidente americano... El Donald Trump humanoide que se ha levantado de la mesa, la ha mandado al carajo de una patada, con toda la cubertería y la vajilla encima, ha sacado su revolver y ha dejado bien claro que hay un nuevo sheriff en la ciudad...

Brasil ha tenido mejores reflejos que muchos países de la Unión Europea y no se sorprendan que sea nombrado oficialmente miembro de la OTAN en unas semanas para lo que se avecina… Los rumores en el Pentágono describen a un Brasil con flota de submarinos nucleares y fragatas de misiles con punta nuclear… Es algo realmente espectacular porque lo que se está tramando verdaderamente es un grupo naval de ataque brasileño de primera clase mundial en lo militar; algo grande que “alivie”el peso presupuestario estadounidense y controle todo el Atlántico Sur...

Dice Steve Bannon que sería una pena que Argentina y Chile no se recuperaran pronto en su economía porque serían juntas “La Armada del Cabo de Hornos” un grupo de combate naval que sería el sueño del Pentágono para una flota de asalto anfibio que protegiera la Antártida y el Pacífico Sur siendo Colombia la Armada de apoyo para la guerra contra los chinos en el Indo-Pacífico...

Pero el trabajo secreto de Steve Bannon en Brasil no solo conlleva sus conocimientos navales. Sino darle a Brasil el estatus de potencia aeronaval para el Atlántico que “vigila” África…. Estamos hablando de un presupuesto militar gigantesco para poner en aguas azules un par de transportistas con al menos cien cazabombarderos, sus escoltas lanzamisiles los submarinos atómicos y diez buques de apoyo… Me refiero a cientos de miles de “billones” de dólares… ¿Es posible que tenga tanto dinero el gigante brasileño? Desde luego, el trabajo de Steve Bannon es impagable.

Decían los filósofos rumanos exiliados en U.S.A. que si nos atenemos a lo concreto y a lo vacío, podemos proscribir todo lo que se sitúa entre ellos y Steve Bannon lo está poniendo en práctica en una Sudamérica donde China ya está metiendo el hocico… La creación de una imponente fuerza aeronaval sudamericana levantaría hasta el cielo la cultura, civilización y progreso de una Latinoamérica que ya rumia expulsar de la política a los ladrones y barrer la corrupción masiva y generalizada que antes le importaba un bledo a Washington pero ahora no porque se tiene que hacer la guerra contra China.

The American continent first es el trabajo secreto de Steve Bannon. Entérese bien el lector: Bannon es el agente encubierto de la inteligencia naval del presidente de los Estados Unidos. Y toda la narrativa de un supuesto enfrentamiento con Donald Trump es falsa.

El más brillante teórico de los ciclos estadounidenses de bonanza y de problemas (dice que cada 80 años hay una subida vertiginosa o un bajón a los infiernos) sostiene que una superpotencia como la estadounidense puede y debe responder con acierto al resurgimiento de enemigos que intenten desplazarla y hasta destruirla.

Porque la república estadounidense fue fundada con ilusión de permanencia, es capaz de prometer a los suyos lo que no puede mantener y es el único país del mundo donde toda idea de lo absoluto es muy sospechosa, observada con lupa como perniciosa y discretamente rechazada.

Parece algo muy simple pero es sagrado, mira su bandera, lector, ha peleado a muerte por todo el planeta y es saludada por los americanos con la mano sobre el corazón desde que sale el sol hasta que llega la noche… La bombas, los cohetes, la metralla, el resplandor de la muerte y el fulgor de la victoria se leen en esas barras y estrellas.

Permítanme que les diga que la república americana es como Donald Trump: un perro ladrador que también muerde.






¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.