www.diariohispaniola.com

¡ Vamos, Stormy, cuéntalo todo !

domingo 18 de marzo de 2018, 22:39h
Cuentalo Todo...
Ampliar
Cuentalo Todo...
"il faut être absolument moderne et pornographique" Rimbaud
La Luna, desde cierta altura, miraba con erotismo el trenzado voluptuoso de su monte de Venus… ¡Qué cosa más graciosa de trencita en una preciosa montaña depilada que parecía un bollito de leche con su guinda! ... Qué ocurrencia de las mujeres modernas… ¿Puede alguien atreverse a negar si hay poesía en el reflejo de un amoroso felpudo bien cuidado por su dueña? Una mujer hermosa rubia de pupilas verdes tirando a bleu marine y mejillas extraordinariamente pálidas como muestra femenina indiscutible de candidez.

Seguimos con ese capricho de la naturaleza que es la Luna… Sus rayos de luz se colaban dulcemente por una de la ventanas más discretas del ático más lujoso que se ha construido nunca; en la Trump Tower, en la exquisita zona de Midtown, justo en el centro de Manhattan, donde viven los tíos con más dinero del mundo; en la capital del planeta Tierra, New York, la fastuosa metrópoli del imperio americano. Y no esos países que no pueden ser otra cosa que agujeros de mierda...

Hablando de agujeros… Bien es verdad que tenía las bragas puestas pero eran de encaje de bolillo de color rojo púrpura, y de hilo de malla totalmente transparente que le daban cierta luminosidad al bonito y llamativo cristal de Swarovski que tenía encima del clítoris, como diciendo “aquí estoy, gilipollas, soy el clítoris ¿acaso no me conoces? ”… Quizás el detalle que más calentaba el ambiente era la zirconita que simulaba un diamante justo en la obertura de la vagina, a modo de tapadera, como anunciando “mira qué casta y modosita soy, guapo mío... y no como otras guarras que se abren de patas a la primera ocasión” ...

La Luna es femenina si no la gente la llamaría el Luno… y sale, precisamente, para alumbrar la belleza y hermosura de la mujer desnuda, no sale cada noche la Luna para otra cosa; para mostrar a la hembra en todo su esplendor en un lujoso lecho de oro y pedrería con sábanas de seda y organdí; si fuera para iluminar a esa piltrafa humana en calzoncillos sucios que es el hombre, no saldría… Por su blanda escalera de nubes blanquecinas desciende Selene para atravesar los cristales, acercarse a la cama y depositar sus colores sobre el rostro del deseo que refleja el furor uterino de ese torbellino de mujer que es Stormy Daniels.

Una mujer más caliente que el asfalto… Los ojos vueltos por el gusto. La perfidia de una ama de su casa que ha arrojado la sartén y las cacerolas por la ventana, ¡al diablo con el matrimonio!, ¡ya no trabajo más porque no me sale coño!, se ha puesto sus tacones de aguja y ha decidido ser libre y por tanto, infiel, que es lo mismo; y desea pertenecer a todos los hombres lujuriosos y salvajes de esta vida… Sí a todos… Y si no a todos los hombres, por lo menos a los que le regalen un diamante o su importe en metálico.

Orgullosa de su cuerpo, ofrece su esbelta cintura por un ramillete de billetes de a cien y solo unos cuantos miles si quieres que te haga lo que el diablo le hace a los penes ignotos para que se vuelvan locos como asesinos en serie y busquen desesperados la divina vasija de la eyaculación prolija para engendrar una hija que sea pija como las que tiene Donald Trump… Se agrandan los ojos y te da un vahído cuando esa mujer te saca el milagro de la vida de tus partes gemelas, succionando tus entrañas como si de una trompeta del Apocalipsis se tratase….

Esa es mi chica… diría el futuro candidato a la presidencia de los Estados Unidos en la maravillosa expansión de su gozo… Parece que lo estoy viendo… Pero el orgasmo siempre degenera en reflexión filosófica… ¿Estaré casado y no me doy cuenta? ¿Pecaré en el Despacho Oval como Bill Clinton? ¿Me dará un infarto en faisant l'amour avec cette bête de sexe? -preguntose Donald John Trump derramando una legión de espermatozoides republicanos sobre la soberana amplitud de los pechos de la reina del porno… Ella se ponía bizca mirando hacia arriba mientras el futuro hombre de Estado oteaba el horizonte del imperio americano, cogía una calculadora de la mesa, de madera de cedros del Líbano, y se puso a hacer sus cuentas…
  • El muro mexicano que lo pague este niñato: Enrique Peña Nieto -dijo Donald- Quiero arreglar el mundo ¿me entiendes? Quiero matar a todos los enemigos de América, ¿lo pillas? Trae el Dom Pèrignon de la nevera y vayámonos para el jacuzzi.
  • ¡ Dios Santo -exclamó Stormy- este es un coupage de chardonnay y pinot noir! ¡esta botella vale 1.000 dólares !

En realidad, Donald Trump, estaba pensando en los malditos rusos y en su cabeza había una calculadora mental a modo de caja registradora. Los putos chinos se le mezclaban en su cerebro analítico con la basura mora y el estercolero coreano… La zorra madre que los parió a todos… Todos agujeros de mierda… Los chorrillos de agua perfumada del jacuzzi le llegaban al cuello y daba sorbos de champagne mientras la reina de los hombres le tocaba, suavemente, sus bolitas escrotales con sus pies… Qué ordinaria… Si se entera el Papa Francisco le da algo malo… ¿se puede acariciar con los pies? ¿Está eso bien visto en una mujer emprendedora?

Como todos los grandes genios de la geopolítica contemporánea, Donald Trump, quería pasar a la historia haciendo algo grande… Y dando un repaso mundial no encontró nada más grande que follarse a la diosa del sexo; a la mujer deseada por todos los hombres, a la hermosa hembra que hacía cosas impensables que nadie se atrevería a pedirle a su esposa, posturas diabólicas que no vienen en ningún libro y con esa cara, esos ojos y esa boca que solo pueden anunciar una cosa: “hazme tuya hasta que me revuelque como una gata en celo, chillando como una puta que se ha vuelto loca…

¿Qué lleva a un hombre a perder la cabeza por echarle un kiki al chochito de sus sueños que sale en las mejores películas de amores perros? Esta es la pregunta que se hacía Donald Trump antes de ocupar el sillón de la Casa Blanca… Luego, las preguntas filosóficas eran distintas y todas relacionadas con el mismo aburrimiento, ¿Quiénes son nuestros amigos? ¿Quiénes son los malos? ¿A quién hay que tirarle una bomba atómica? ¿Bajamos los precios, subimos los sueldos o al revés? ¡Joder, qué dolor de cabeza!

La mayoría de los encajes en las bragas posmodernas, se fruncen ocultando la vulva diabólica que enloquece al macho y que los vuelve lascivos y violentos porque huelen desde lejos el perfume evolutivo de una hembra con deseo inmoderado de sexo. El negocio inmobiliario dice mucho del apareamiento indiscriminado y chispeante en el mobiliario circundante, siempre presto a los apetitos carnales. Todo para la reina de la sexualidad que sabe hacer el amor en cualquier parte y sobre cualquier cosa. Tenía el papo más bonito que había visto en su vida, mejorando el de Melania,

La envidia es muy mala y la perversión política y la guerra por el poder convierte a las mujeres en cortesanas decrépitas y viejas rameras manipuladas por el mago endemoniado que controla la “oficina”… El colosal espectáculo de la gobernanza genera actores que ofrecen el relevo a las cotorras del sistema, a los papagayos de la prensa servil y a los competidores nerviosos y ansiosos que no saben esperar su turno. A la vista de toda esta gentuza, los políticos ya no necesitan formación ni falta que les hace; porque el interminable y grotesco espectáculo está diseñado sin capítulos y sin número de páginas…

Cuando el sol moribundo ensangrienta los cielos con la bermeja actitud de una almeja que expele todo el fuego del amor, el sínodo de los nuevos obispos seglares del Santo Oficio Espectacular, enarbola los mandamientos de obligado cumplimiento para seguir acosando a los pecadores mientras millones de moluscos bivalvos aplauden y se manifiestan por las calles con un gorrito en forma de clítoris y con una compresa menstrual en la boca… Muy pronto el canto del guerrero en defensa de la patria, será sustituido por el grotesco alarido de un travestido con amores de burla.

En el aberrante espectáculo mercantil de los hombres sin cualidades, los periodistas que no saben escribir, los actores que no saben actuar, los médicos que no saben curar y los maestros que no saben enseñar, son la base de un análisis social que ya no conduce a la superación. El fetichismo y el valor como conceptos marxianos ya no hablan de actividad humana sino de manipulación absoluta en una nueva era feudal. El sexo a sotto voce ya no se respeta en su noble intento de intimidad… Todo vale para la sociedad espectacular.

Las epidemias de opioides no son, en modo alguno, accidentes de la terapéutica posmoderna sino el anarco-capitalismo en su más aberrante y despreciable expresión al servicio del control de poblaciones y masas. Morning Joe es un ejemplo bien claro… Elaborar teorías no está de moda y cualquier pretensión explicativa es una osadía para toda esta basura sin cualidades, porque expresar un pensamiento coherente es una tesis de crítica social incomprensible para ellos; no saben plantear una reflexión que se sitúe por encima del nivel que le han inoculado en las facultades de la periferia.

Para ellos todo el que se mueva por encima del césped posmoderno, es sospechoso, y los muy imbéciles lo atacan de forma ridícula y corporativista cuando ni siquiera ejercen ni viven de una profesión; insisto: que nunca han ejercido ni ejercerán… Aquellos que se instalan en la nada no pueden defender nada, porque nunca entenderán el aparato teórico conceptual del periodismo liberal: lo ven como un incordio en su pestilente estercolero político que han elegido como oficina-hogar… Tampoco reaccionarán al revolucionario resurgimiento del pensamiento cínico porque su “opio” es su ignorancia.

Los Joe Scarborough, Mika Brzezinski y Willie Geist son los nuevos magos de la catedral mediática… La nueva Curia que discute sobre los asuntos del imperio y que señala a los buenos y a los malos, dicta las modas de apariencia ideológica y representa legalmente el “oficio” periodístico y a las tres grandes tribus que pululan por la metrópolis y su periferia: los latinos, los sabinos y los etruscos… Qué grande, Leo Strauss David, dejó una gran escuela en la Universidad de Chicago… A ellos pide ayuda la gran estrella Stormy Daniels porque ha sido amenazada por penes voladores superpoderosos que atacan por doquier...

Su abogado, Mike Avenatti, pilar fundamental de la sociedad espectacular norteamericana, capaz de matar por un millón de dólares y defenderse así mismo saliendo absuelto, advierte a Scarborough y Brzezinski que ella (Stormy) no puede hablar porque le hicieron firmar un contrato de confidencialidad, es decir, que no puede declarar nada de lo que le hizo Donald Trump en el tálamo sexual de la sociedad liberal pues, al fin y al cabo, no solo son dos personal adultas que han follado como locos en privado, sino dos grandes empresarios…

El renacimiento de la filosofía en Capitol Hill se puede interpretar como la idea burguesa de la felicidad experimentando la vida sexual de otros pero, sobre todo, si se trata del hombre más poderoso del mundo y la mujer que mejor folla del planeta. Y existe un club de mujeres que apoyan a Melania Trump ante la vergüenza que tiene que padecer la pobre mujer por culpa del sinvergüenza de Donald Trump… ¿Qué habrá hecho esa pendona con Donald? El universo simbólico del amor entre una mujer y un hombre, sus lujurias y sus pecados, serán relatados en capítulos de felicidad…

La reina del porno ha demandado a Trump y pide unos cuantos miles de dólares de indemnización, porque ella tiene derecho a contar en la tele lo que le salga de su papo… El programa 60 MINUTOS le dará varios millones de dólares si le confiesa al mundo lo que hizo Donald con ella en la cama… Todo el planeta quiere saber si la tiene grande o la tiene chica como Kim Jong un… Qué menos que cuente qué cosas le hizo al millonario y cómo se portó Donald de generoso...

Y el presidente de los Estados Unidos ha tenido que poner una demanda exigiendo 60 millones de dólares (un millón por cada minuto) de relato según Michael Cohen, abogado de Trump… Todo son “fake news” sexuales y lo jura por la Primera Dama de la república...

Primero fue acusado de ser un espía soviético, después dicen que se fue de putas en Moscú, que ha sido violador, acosador, ladrón, idiota, retrasado mental y ególatra… ¿Qué vendrá después? Solo nos queda disfrutar con la bella Stormy Daniels en su sensual despliegue de la orgía, una impresión estilizada del tumulto coital en el himeneo polimorfo del susurro, del jadeo, del grito de placer y ¡ del climax !…

"Tienes que ser absolutamente moderno y pornográfico” no es solamente un ardid poético de Arthur Rimbaud, tampoco es un programa estético para la lírica… Es un principio filosófico político acuñado en la Escuela de Fráncfort para gobernar a través del relato; pero sobre todo es un imperativo categórico de la filosofía.

Cercano al surrealismo, el arte de gobernar se ha convertido en una ciencia de la manipulación para rebaños descarriados. Las iglesias y los Estados se han fusionado perdiendo la conciencia de sus límites.

La palabrería hueca de “puentes” y “muros” ha sido sobrepasada por la representación sexual que el poder ofrece a la turba: una vida engañosa que no los hará felices, sino proclives al rebuzno.







¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.