www.diariohispaniola.com
EUA no titubea o frivoliza con la guerra.
Ampliar
EUA no titubea o frivoliza con la guerra.

Estados Unidos ni titubea ni frivoliza con la guerra

miércoles 27 de diciembre de 2017, 00:13h
“La libertad es tan delicada como la democracia y hay que mantenerla viva todos los días de nuestra vida” Norman Mailer
Cuando la diplomacia ya no es efectiva, el camino de la guerra se ensancha hasta límites insospechados. Las “realidades” esgrimidas en Oriente Medio y en Asia-Pacífico no son otra cosa que conquistas y posiciones estratégicas de poder que, en un periodo de 70 u 80 años concretamente para el Middle East, están determinadas por el curso natural de los muchos acontecimientos militares y el terrorismo mahometano de la peor especie al que los moros llaman Yihad y algunos -que leen algo de geopolítica- guerra asimétrica… En el caso de los Mares de China, por ejemplo, la guerra acecha con los amenazantes movimientos militaristas de potencias emergentes que no solo ponen en duda el poderío estadounidense sino que lo desafían abiertamente con una agresividad que recuerda a los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial…

Cuidado, mucho cuidado… No se cansó nunca el más grande especialista en historia y cultura islámica, Bernard Lewis, de decir a sus alumnos de Princeton o de escribir en sus casi 30 libros, que no somos los responsables de la decadencia del Islam, no tenemos la culpa de que hayan cultivado la ignorancia y el fanatismo religioso como instrumento de dominio en el terreno doméstico y estaba en completo desacuerdo con todos aquellos que se llamaban eruditos musulmanes y sostenían que la culpa de todo era Israel… Demasiado ridículo para ser cierto.

El autócrata o el teócrata de pensamiento terrorista persa siempre buscaba un chivo expiatorio; primero lo señaló históricamente entre los rusos o los mongoles, luego los causantes de su ilusoria desgracia fueron los británicos y ahora y “para siempre” los americanos y judíos; exactamente igual como lo hacen ahora las mafias del terrorismo palestino. Sin embargo, algunos más inteligentes como los saudíes buscan la cabeza de turco entre los persas, el gran enemigo chiíta; pero concretamente el asesino turco de Ankara, sencillamente señala directamente a Europa… La que inventó el término “cabeza de turco”…

El sultán otomano, de naturaleza corrupta y criminal, peligroso asesino desde el resurgimiento islamista, la tiene más cerca y sueña con la islamización de Eurasia, pero odia con todas sus fuerzas a Estados Unidos… Dicen las malas lenguas en Oriente Medio que siempre sale el gran sueño turco del Islam conquistando el planeta porque siempre hay en Estambul un asesino como Erdogan que primero es tu aliado y luego te traiciona, seas americano, ruso o europeo… Y ahora es “vox populi” porque los jueces de Washington han descubierto la verdadera naturaleza de un asesino mahometano…

Solo los musulmanes muy inteligentes y educados como el príncipe heredero Mohammed bin Salman, busca la causa entre las grandes equivocaciones y errores cometidos por la endogámica corte de Riyadh o Yeddah. Ahí no se salva nadie de la familia… La autocrítica funciona a veces… Bin Salman sabe que el problema está en el corazón de la mismísima Casa de Saud… Sabe que para sobrevivir a los persas tiene primero que “limpiar la casa” y cambiar los fanáticos cerebros embrutecidos de la clerigalla mahometana…

Sabe también que Israel y Estados Unidos llevan el peso de toda la razón política. No hay un problema israelo-palestino irresoluble, nunca lo hubo, el único problema son los asesinos del Islam… Bernard Lewis no exageraba. Es -como dice Donald Trump- un problema de los enloquecidos clérigos de Teherán que manipula a los palestinos para que “desgasten” a Israel con el terrorismo. Toda una estrategia de guerra que desperdicie y malgaste -al mismo tiempo- los recursos militares de su patrocinador militar que es el Pentágono.

Así -según Washington- los ayatolas persas justifican el crimen y el terror en todo el Oriente Medio, por tanto el terrorismo, para el fanático musulmán, es absolutamente legal y moralmente aceptable si se le llama Yihad… Pero el mundo islámico se ha equivocado grandemente si cree que el terrorismo no los alcanzará a ellos hasta convertir el Islam en una pesadilla para los propios musulmanes y más equivocados -aún- si no alcanzan a ver que serán pulverizados en el campo de batalla...

Bin Salman se ha empapado de cultura occidental, conoce la Historia y ha descubierto que puede liderar el Islam destruyendo a la “despreciable morralla terrorista chiíta” y convertir a Saudi Arabia en la verdadera potencia militar que sea, sin solución de continuidad y de manera íntegra, la gran oportunidad de modernizar el reino, diversificar su economía, democratizarlo y enriquecerlo junto a la cultura judeocristiana. Eso es lo que -realmente- hace a un simple graduado de la King Saud University, un tipo listo de la universidad pública que ha dejado los estudios porque tiene los mejores consejeros del mundo para aprender la geopolítica. No en balde tiene mucho más dinero que Donald Trump...

Los sueños asesinos de un Islam al borde del precipicio...

Las teocracias, dictaduras y autocracias mahometanas en el Próximo Oriente, exigen lo que no pudieron ganar en ninguna de las guerras de exterminio que comenzaron ellos en nombre de Allah, y la única democracia de Oriente Medio, Israel, trata -como es natural- de perpetuar para sus descendientes las ventajas estratégicas que han adquirido guerreando por la supervivencia en un territorio sumamente hostil donde árabes, turcos y persas -los viejos y sanguinarios enemigos de Europa durante cientos de años- quieren su destrucción. La destrucción del Estado judío.

Las élites y castas musulmanas, muchas de ellas asociadas a Occidente en los negocios gasísticos y petroleros, o tienen, o exigen ahora poder; y han llegado a la estúpida conclusión geoestratégica de que una Europa decadente, podrida políticamente, antisemita y muy capaz de traicionar a su aliado americano, no es obstáculo para sus conquistas, sino todo lo contrario: la islamización de Europa se vuelve a “soñar” en el Islam… Y -por otra parte- la “debilidad” mostrada por Washington, en todos los terrenos, parece ser la señal adecuada que los islamistas interpretan para una guerra sin cuartel a través de la violencia extrema no solo en el Oriente sino en la misma retaguardia de los “infieles”: terrorismo yihadista en la Unión Europea, en Rusia y en los Estados Unidos…

El turco ya no es fiable como aliado y a los persas hay que destruirlos…

La búsqueda de prosperidad mediante el desarrollo, por lo visto, no le interesa a Turquía, un socio de la OTAN que se ha hecho “potencia” precisamente por aliarse con EE.UU. con un asqueroso y nauseabundo mahometano presidente que ahora demuestra su desprecio y hostilidad por Washington, ¿por qué? Porque a la basura islamista turca siempre le han dado asco todos los infieles… Pero este año 2018 -sobre todo- porque los tribunales estadounidenses están reuniendo demasiadas pruebas contundentes de que el corrupto asesino turco de jóvenes soldados, Recep Tayyip Erdogan, ha colaborado con el enemigo persa rompiendo el bloqueo y las sanciones impuestas por Estados Unidos a Irán… O los listillos de Washington hacen algo con esta “mierda de socios” -según el gran Donald- o el poderío americano se va al carajo.

Resulta extraño que los estrategas de Washington no reaccionen cuando, todavía, este peligroso enemigo mahometano de Europa y de todo el mundo libre, no ha sido expulsado de la OTAN. ¿Piensa el Pentágono que resulta muy caro y delicado el asunto al tratarse de un país estratégico en el Bósforo que se acerca, cada día más, al “enemigo ruso”? Pues... más puñaladas por la espalda no puede haber por parte de este tipejo, dictador de Ankara, hacia Estados Unidos y hacia Europa: ha capitaneado la reunión urgente de la Asamblea General de la ONU arrastrando a todos los musulmanes exaltados del planeta para influir contra la medida americana de reconocer a Jerusalem como la capital del Estado judío.

Y para colmo, los aliados europeos de la OTAN parece que siguen sin entender que la cultura judeocristiana está seriamente atacada y amenazada por unas generaciones de asesinos islámicos tremendamente obsesionados con el gran momento, con la ilusa idea de que ésta es la gran ocasión para derrotar a Estados Unidos y a Israel… Los dirigentes europeos son incultos y demagogos profesionales que primero abren los brazos a millones de musulmanes para después (a la vista de su gran error de seguridad) pagar a las mafias mahometanas para que “sujeten” a los migrantes en campos de concentración en Libia… Y a esta gentuza alemana, mercachifles de pacotilla, los llaman políticos…

Pues mucho cuidado, europeos, los burócratas hedonistas de Bruselas, esos que se divierten tanto con el payaso Puigdemont y su mafia separatista, no cejan en su empeño de llevar a la Unión Europea hacia su destrucción. Londres lo sabe y se larga de lo que considera un “prostíbulo de incongruencias geopolíticas” y Dinamarca jamás será socio de un cadáver político europeo que ahora, para colmo, ha decidido crear un ejército de la Unión Europea que desviará todos los fondos que necesita la OTAN y -además- arruinará, un poco más, a los pobres y agónicos ciudadanos europeos.

La alarma en el Departamento de Defensa U.S.A. es además un grito en el cielo porque Bruselas no sabe defenderse y los Estados-nación que componen la Unión ya no se fían de unos ignorante políticos que han cometido el gran error de aceptación de la migración musulmana masiva y pretende crear un ejército federal en detrimento de la OTAN y en tiempos de guerra… Ni siquiera saben que estamos en guerra… Naturalmente los tres socios como Malta, Reino Unido y Dinamarca se niegan a este “puterío” escandalizados. Tras el absurdo PESCO ( Cooperación de Estructura Permanente) solo puede venir la huida masiva de otros socios europeos si Washington no da un toque de alarma y advertencia...

Como dicen en Washington, la aparente “hucha” para recolectar dinero para la defensa europea lo único que hace es desviar recursos valiosos que deben llegar a la OTAN y lo único que muestra es a una burocracia europea que quiere perpetuarse en Bruselas, a cualquier coste, una Unión Europea podrida desde su nacimiento por unos corruptos ineptos que siguen gritando, entre promesas migratorias erróneas y fanfarrias a los cuatro vientos, que “la Unión aún tiene vida y futuro”…

Así que el “tonto” de la Casa Blanca no ha tenido más remedio que definir a la nefasta dirigencia de Bruselas que hoy padecemos y lo hace así: “Que hagan lo que quieran esa pandilla de ineptos desagradecidos, pues con o sin PESCO, la NATO seguirá siendo, para su vergüenza y ridículo ante los ciudadanos europeos, la única posibilidad real de la defensa europea”… Pero cuando llegue la hora de reconocerlo se habrán gastado todo el dinero en chorradas. Un dinero necesario para la NATO… Debilitar el vínculo trasatlántico -piensa el Pentágono- es una tarea propia de traidores peligrosos con doble moral para la política exterior de Washington y para el sufrimiento de Israel atacada, diariamente, por asesinos islámicos que muy pronto darán buena cuenta de una antisemita y decadente Unión Europea al borde de su destrucción.… Todavía es tiempo de corregir el rumbo en Bruselas.

Estados Unidos ha demostrado, desde que terminó la Segunda Guerra Mundial, que ni titubea ni frivoliza con la guerra... Una respuesta militar, como en Israel, es una cuestión de estricta supervivencia.

La Unión Europea no debería jugar con eso.







¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de DiarioHispaniola

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.