19 de junio de 2021, 11:27:13
Mundo Verde


Panel concluye es más conveniente y menos costoso convertir a gas natural a Punta Catalina

Por Redacción Diario Hispaniola

El panel virtual que celebraron ayer, lunes 24 de agosto, la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, el Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, INSAPROMA, y el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático, CNLCC, arribó a la conclusión que es menos costoso convertir a gas natural a Punta Catalina que los gastos de operación y mantenimiento para controlar los impactos de la contaminación de la combustión del carbón de esta central.


Santo Domingo.- Igualmente concluyó que los costos de los daños que producen las emisiones de dióxido de carbono y la contaminación de Punta Catalina en cambio climático, en salud, en la producción agropecuaria y en el medio ambiente es muchas veces mayor en un año que la inversión que sería necesaria para cambiar de combustible a esta termoeléctrica.

Según el reporte sobre el evento de las entidades, se destacó que la República Dominicana necesita convertir a gas natural a Punta Catalina y eliminar el carbón para la generación de electricidad, para hacer posible la incorporación masiva y eficiente de las energías renovables en la matriz eléctrica dominicana.

“Mientras el carbón mineral sea el combustible de alrededor de la mitad de la electricidad, es muy difícil, por no decir que imposible, que el país pueda acceder al desarrollo sostenible basado en la sustitución de los fósiles importados y contaminantes por las fuentes de energía limpias y renovables abundantes en el país como el sol, el viento y el agua”, dijo Enrique de León, vocero del CNLCC.

De Leon manifestó que en estos momentos la nación dominicana debe plantearse la recuperación verde teniendo como principal palanca a las energías renovables para enfrentar la triple crisis sanitaria, socioeconómica y climática que padece el país.

“La conversión a gas natural de Punta Catalina es el punto de partida para reasumir el consenso logrado en el 2012 por la sociedad dominicana que plasmó la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo, 1-12 de descarbonizar la generación energética y la economía nacional que fue desconocido por la anterior administración con el absurdo retroceso de construir una termoeléctrica a carbón de 756 megavatios y en el lugar menos indicado, en Punta Catalina”, agregó De León en el cierre del panel.

Exhortación y oferta de colaboración

En nombre de las entidades organizadoras del evento, De León exhortó al presidente Luis Abinader a tomar la decisión de convertir a gas natural de la central Punta Catalina sin ninguna dilación, porque no existe ninguna otra solución, “especialmente ante la gigantesca producción de cenizas tóxicas que se acumulan día a día, en inmensas montañas, en medio de comunidades y de predios agrícolas”.

El activista climático llamó al presidente Abinader a ahorrarles sufrimientos a más de cien mil personas que en la provincia Peravia padecerán enfermedades, muertes prematuras y la ruina de la economía familiar a causa de la contaminación de Punta Catalina.

Ofreció al nuevo Gobierno la colaboración y la asistencia técnica de las entidades que realizaron la actividad y de la de sus compañeros y socios del movimiento ambiental y climático de todo el mundo para lograr el objetivo de la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo de descarbonizar el país que comenzaría por el cambio de combustible de la termoeléctrica Punta Catalina.

Conversión a gas natural de Punta Catalina es totalmente posible

Para Mark Chernaik, científico de planta de la Alianza Mundial de Derecho Ambiental, ELAW, de Oregón, EUA, y uno de los principales expositores del panel, no existe ninguna barrera técnica que impida la construcción de un gasoducto de Los Mina a Punta Catalina o la construcción de una terminal de gas natural en las instalaciones de esta central, reportaron. Tampoco existe ningún elemento técnico que impida la sustitución de los quemadores de carbón por los de gas natural y el reequipamiento necesario para el cambio de combustible, afirmó Chernaik.

Citó que desde 2011 a la fecha, más de un centenar de plantas de carbón se han convertido a gas natural o han cerrado en los EUA, a causa de los impactos de la contaminación del carbón y por el encarecimiento de los costos de producir electricidad con este combustible.

Estimó que el costo de la conversión de Punta Catalina rondaría en los US$300 millones y el cambio tomaría entre un año y año y medio, “lo que es poco tiempo si se considera que tomó unos ocho años entre el momento en que se decidió su construcción y la finalización de la obra”.

El carbón, contaminante, caro y de alto riesgo

El experto en costos ambientales estadounidense, Ernie Niemi, también de Oregón, EUA, afirmó durante su exposición en el evento, que el Departamento de Energía del Gobierno de EUA determinó que el carbón mineral es la fuente más cara en ese país para producir energía y que su costo aún puede ser mayor en el futuro.

También explicó que el carbón es muy riesgoso por la inestabilidad en que se encuentra, al punto que los EUA no va a ser una fuente confiable de suministro de carbón así como otros países exportadores de este mineral. Al igual que Chernaik, confirmó que once empresas extractivas de carbón en EUA han quebrado, incluida la más grande en ese país, y en Canadá la mayor cantidad de empresas cerradas en los últimos tiempos, son las minas de carbón.

Puso de ejemplo que en Colombia, la mina de Cerrejón, en la Guajira, produjo sólo el 25% en este año en comparación con el mismo período del año pasado, que dos grandes minas en ese país cerraron, y que la empresa más grande que exporta carbón está vendiendo la mina que opera.

También informó que más de cien bancos de los EUA, entre los que están los más grandes, han decidido no financiar ningún proyecto relacionado con carbón, incluida la construcción y operación de plantas eléctricas de este combustible. Niemi, indicó que por el contrario, el gas natural es abundante y su precio ha caído en más de un 70% con respecto a sus precios históricos y no hay nada que haga esperar que no continuará descendiendo.

“Es muy probable que la disponibilidad de gas natural a bajo precio se deba, entre otras causas, que el gas natural que se había planeado comercializar en el Oeste de EUA a través de gasoductos en construcción, no ha podido trasladarse porque los Estados de Oregón, Washington y California se han opuesto a estas tuberías. “Este volumen de gas natural se estaría desplazando hacia otros mercados como el Caribe y Centro América¨, añadió.

De un análisis comparativo que hizo el expositor entre el gas natural y el carbón, determinó que el carbón es muchísimo más caro, más contaminante y riesgoso, en base a los criterios de contaminación de aire y óxido de sulfuro, mercurio, C02, mantenimiento o limpieza y riesgos de todo tipo.

Niemi enlistó una gran cantidad de enfermedades que producen las emisiones contaminantes de las plantas de carbón, en su mayoría de índole catastróficas y mortales, además de los daños que producen en la ganadería y en la agricultura.

El uso industrial no resuelve el problema de las cenizas

Por su parte, el ingeniero Raúl Cabrera, experto dominicano en plantas térmicas, consideró que no es solución la recomendación que algunos sectores han propuesto que sean utilizadas por las fábricas de cementos y de otros productos afines.

Cabrera calificó de insignificante la cantidad de cenizas que estas fábricas pudieran utilizar como materia prima en comparación con el grandísimo volumen generado todos los días por Punta Catalina. Puso de manifiesto que las cenizas que generan las plantas de carbón ITABO I y II y Barahona Carbón ya cubren la demanda de estas industrias y les sobra cenizas que colocan en lugares no adecuados.

El ingeniero Andrés Portes, también experto en plantas de carbón, planteó que el país debe decidir si prefiere que Punta Catalina siga operando a carbón aunque perjudique la salud y la economía de la población o por el contrario, prioriza la protección de la población y apaga esta central para convertirla a gas natural.

Las palabras de apertura del panel estuvieron a cargo del profesor Mártires Familia Aquino, director de investigaciones científicas y técnicas de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas, en representación del decano de esa Facultad, Radhamés Bautista López García.

El evento fue conducido por el director ejecutivo del Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente, INSAPROMA, Euren Cuevas Medina, con el apoyo técnico de la profesora Esna Castillo de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UASD. La traducción de los expositores la realizó la profesora Mercedes Lu, de la Alianza Mundial de Derecho Ambiental, ELAW.

DiarioHispaniola l Un digital a tu alcance.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariohispaniola.com