5 de diciembre de 2020, 3:30:10
Salud


Cooperativas analizan Rol de la Enfermería en tiempos pandemia

Por José Rafael Sosa

Concluyen en que las enfermeras deben recibir mucho mayor protección e instrumental de seguridad y resalta importancia de la labor asistencial del sector.


Santo Domingo.- Con motivo de la celebración del Dia Internacional de la Enfermería, fue montado un panel virtual en el que ocho expositoras destacaron la importancia de la labor de estas auxiliares de la salud y las precariedades de bioseguridad y las presiones familiares que enfrentan en el cumplimiento de su doble rol como cuidadoras de la comunidad y madres de familia.

Las participantes fueron las licenciadas María Altagracia Mejía, presidenta COOPROENF, Virginia Rodríguez (microempresaria y enfermera), Berta De la Cruz, gerente de Enfermería del Hospital Marcelino Vélez Santana (dispuesto exclusivamente para atención a pacientes COVID 19 en Santo Domingo Oeste), Antonia Rodríguez, presidenta del Colegio Dominicano de Enfermeras.

También participaron como expositoras la gremialista y cooperativista Sol Amantina Delgado, Yolanda Saturria, delegada del Núcleo Enfermería del PRM y Xiomara Núñez de Cépedes, dirigente de COOPROENF y el Comité Cooperativista de la Mujer (Mujercoop). El panel fue moderado por Eufracia Gómez Morillo de Suardí, presidenta del Comité de Educación de COOPROENF. El panel logró una participación de casi 100 dirigentes de enfermeras.

María Altagracia Mejía, presidenta de COOPROENF, detallo las medidas que ha adoptado esa cooperativa en favor de sus integrantes: prestamos flexibles, reenganches, facilidades varias, aportes en forma de instrumental de bioseguridad para el personal de salud en los centros hospitalarios.

Mejía manifestó que ha apoyado a las enfermeras socias para garantizarles su tranquilidad financiera, su salud y la garantía de apoyo en lo que haya sido necesario. Virgilia Rodríguez, microempresaria y enfermera, afirma que, en el inicio de la situación de emergencia sanitaria, se temió que quebraría su empresa, pero que, gracias a las facilidades de su cooperativa y otros organismos financieros, se ha logrado una estabilización y se ha tratado de vender por la vía digital.

La licenciada Berta De la Cruz, Gerente de Enfermería en el Hospital Doctor Marcelino Vélez, destaca que persisten allí limitaciones y carencias para atender los pacientes del COVID 19 Ese hospital ha sido dedicado exclusivamente para los pacientes COVID en Santo Domingo.

De la Cruz argumenta que las enfermeras de ese centro público les faltan insumos e instrumental de seguridad porque les dan un solo juego de ropa y accesorios para turnos de 24 horas, lo que impide que las enfermeras puedan ir al baño o comer, porque si lo hacen tendrían que cambiarse.

Antonia Rodríguez, presidenta del Colegio Dominicano de Enfermeras fue enfática en destacar la falta de equipos e insumos de seguridad y que lo ha constatado en recorridos por los centros asistenciales en los cuales se ha entrado en contacto con el personal paramédico, conociendo su realidad.

Eleodora de León, profesora universitaria de formación de enfermeras, sostuvo que la docencia se ha ofrecido virtualmente y que las estudiantes se han adaptado a ese sistema, logrando asimilar los conocimientos y avanzar en los pensums.

La licenciada Sol Amantina Delgado, dirigente cooperativista y gremial de las enfermeras coincidió en denunciar la carencia de material suficiente de bioseguridad y llamó a las autoridades de Salud Pública a atender las necesidades de protección y las condiciones de trabajo de médicos, enfermeras y bioanalistas.

Yolanda Saturria, de la sección de enfermería del Partido Revolucionario Moderno, destaca que el personal médico y paramédico ha tenido un comportamiento heroico, a pesar de las condiciones en que se ha desempeñado, bregando con el peligro de contaminación con Coronavivirus

La dirigente cooperativa femenil Xiomara Núñez destaca que el periodo ha generado violencia domestica porque muchos maridos que se deben quedar en casa, ven a sus mujeres salir a trabajar turnos de 24 horas y que, al regresar, sin descansar tienen que desarrollar una doble jornada (lo doméstico y el trabajo virtual), en una actitud de incomprensión e intolerancia. Dijo Núñez de Cépedes que lo más inconveniente para las enfermeras es volver a sus casas, tras un turno tan largo, a un ambiente de agresiva incomprensión.

DiarioHispaniola l Un digital a tu alcance.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariohispaniola.com