28 de septiembre de 2021, 0:42:42
Opinión


La gratitud, el ingrediente esencial de la vida

Por Candy Román


La gratitud es un valor fundamental indispensable en nuestra vida afectiva e incluso es un valor que nos trasciende y nos conecta con nuestra espiritualidad. La gratitud es nuestra ofrenda a Dios... La gratitud es una cualidad que puede contribuir de forma considerable a nuestra felicidad, porque es un aspecto esencial del amor.

Ser agradecido es cosa de todos los días, no tenemos que esperar un día en especifico para dar gracias. Dice el salmista "Entrad por sus puertas con acción de gracias, y a sus atrios con alabanza darle gracias, bendecid su nombre. Porque el Señor es bueno; para siempre es su misericordia, y su fidelidad por todas las generaciones" .

Tal vez seas uno de los que digas: ¿por qué tengo que agradecer? Lamentablemente muchos se enfocan en las situaciones difíciles que están viviendo y no ven las bendiciones. Dios nos llama a ser agradecidos en todo tiempo. Ya sea en tiempos buenos o tiempos malos. Dios se glorifica en la gratitud. La expresión de la gratitud genera un campo de resonancia que unifica y da poder a nuestra visión.

Dar Gracias a Dios por todo lo que nos rodea y contar las bendiciones allí comienza el arte de vivir plenamente. ¿Con qué frecuencia nos tomamos un tiempo para observar las maravillas del mundo natural, día a día, el arco iris después de la tormenta, los pájaros retozando en el parque , o el plateado fulgor de una luna llena? La gratitud es aminorar el paso, abrir los sentidos al mundo que nos rodea, y sentir el efecto de esa percepción consciente en nuestros sentimientos y sensaciones; y en el modo de vivir el siguiente momento de nuestra vida. Seamos agradecido por todo. Por nuestros familiares, por los amigos. Seamos sensibles a la belleza de la naturaleza. Despertemos nuestra percepción para disfrutar más de la hermosura del mar, de las sierras y montañas. Disfrutemos del canto de los pájaros; sintamos cariño y respeto por los animales.

Agradezcamos a Dios por este Universo tan pleno de maravillas que nos ha regalado. Cuando tienes gratitud en el corazón, adquieres una nueva disposición para dar a los demás, de modo que ellos también experimenten la alegría que tú sientes. Descubrirás que deseas contribuir a satisfacer las necesidades y deseos de los demás sin esperar reconocimiento.

Muchas veces en momentos de crisis la gratitud es lo último en que se nos ocurre pensar. Pero en el momento en que sentimientos gratitud, la situación comienza a aclararse y entonces podemos ver las oportunidades para crear el cambio. Cuando damos gracias por todo, por lo bueno y por lo que no es perfecto, descubrimos que la gratitud es en realidad como una palanca de cambios, que puede hacer pasar el mecanismo mental de la obsesión a la paz, del bloqueo a la creatividad, del miedo al amor. La gratitud es también la puerta hacia lo Divino. Un corazón agradecido es un corazón abierto que no cesa de elevarse hasta conectarse con Dios.

Personalmente creo que debemos ser agradecidos todos los días de nuestra vida, en todo tiempo. Dios es bueno y aunque para muchos este año no ha sido el mejor ,no debemos perder las esperanzas.

Permitamos que nuestros corazones se vuelvan suaves y dulce a través de la gratitud y experimentemos el entusiasmo y la tranquilidad. Seamos agradecidos.


DiarioHispaniola l Un digital a tu alcance.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariohispaniola.com