www.diariohispaniola.com
Beltway-
Ampliar
Beltway- (Foto: Alfonso M. Becker)

Beltway... o el nuevo diseño de la periferia

domingo 10 de junio de 2018, 20:58h
Si usted ha pensado alguna vez que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, está loco o es tonto, no debe darle vergüenza por haber cometido ese error garrafal como ciudadano educado, normal y corriente, que es usted; puede estar tranquilo y no sentirse un imbécil indocumentado porque políticos de talla mundial y analistas de la geoeconomía, de todo tipo y condición, han errado de forma ridícula al no saber interpretar ni los aspectos espaciales ni económicos en el mapa de los recursos naturales, ni los bienes materiales que ha proporcionado durante 70 años el orden mundial establecido por Washington.

A eso deberá usted sumar el aspecto “tranquilizador” para digerir su equívoco de que en este caótico mundo, Capitol Hill, no solo tiene que pelear por sus intereses ante enemigos tradicionales o simplemente competidores -si quiere llamarlo así- a los que ahora se suman las potencias emergentes que están jugando muy fuerte en una partida que, lógicamente, va mucho más allá de la economía de libre comercio. Algo que debería saber, sin lugar a dudas ridículas de principiante, es que dos imperios militares que perdieron la guerra y fueron ocupados por U.S.A., como Japón y Alemania, están ahora en los primeros lugares de la riqueza y el poder mundial.

No debe pasar por alto que, para colmo, poderosos enemigos como las potencias china y rusa, han llegado a lo que son hoy, en el aspecto de riqueza, por la gracia y por la “invitación” de los Estados Unidos a que participaran en ese orden mundial (del que estaban excluidos) un “local” de juego global en el que se han hecho multimillonarios y poderosos militarmente. A usted le puede parecer bien o le puede parecer mal, pero la ciencia económica de la que hablo le indica con una lógica aplastante que si usted está jugando en mi “casino” nunca podrá discutir los beneficios que le corresponden a la banca…

Piense detenidamente en esto porque, aunque usted no lo crea, el mundo no es otra cosa que un inmenso casino en medio de una selva llena de depredadores. Y el casino es de Estados Unidos… Así que usted verá cómo se busca la vida en la selva; cómo juega usted por esa selva de Dios es asunto suyo, pero si quiere el orden la paz y el concierto para mover su dinero en mi local, las reglas del juego las pongo yo… ¿Acaso me está diciendo que además de hacerse rico en mi casino, no quiere pagar impuestos, no quiere pagar la protección para que nadie le robe su fortuna al salir, y ni siquiera dar propina a la camarera?

Es normal que Donald Trump se exprese diciendo: “Usted no tiene ni zorra idea de nada, señora canciller alemana, está usted arruinando a la Unión Europea metiendo terroristas mahometanos dentro y viene a vacilarme porque le parezco tonto… Y usted, premier canadiense debería saber que este juego es muy conocido en todo el planeta y se ha mostrado como un niñato indocumentado que, además, miente… Es usted muy afortunado al contemplarse como “aliado” y es por eso que solo le llamo advenedizo mentiroso y le advierto que seguiré subiendo aranceles hasta el 300% si hace falta para que aprenda que es solo un play boy que perjudica a la economía canadiense”, “Y ahora me voy y no firmo ningún acuerdo”…

Disculpen si parece un exceso pedagógico por mi parte, pero el presidente de los Estados Unidos ha dejado bien claro a sus aliados en la cumbre del G-7 que el grupo le importa un bledo, igual que a Rusia, que también pertenece y no estaba… y que los allí presentes no tienen ni idea de lo que es el comercio mundial ni mantienen el respeto debido a Washington… ¿Qué lectura puede tener todo esto ante gente con taras ideológicas evidentes, incluso siendo banqueros como el presidente francés, Emmanuel Macron?

Los legendarios Edward Luttwak, sabio estadounidense de origen rumano y Pascal Lorot, economista y geopolítico francés de renombre y prestigio mundial, las dos almas geoeconómicas maquiavelicas que han inventado este juego y han construido el “Gran Casino”, deberían ser de lectura obligatoria para el figurín canadiense con sus calcetines de colores y para los peores políticos europeos de la historia que muy pronto, tendrán que arrodillarse y pedir perdón; porque el dinero que manejan y del que presumen tanto, pertenece a Estados Unidos. Se lo deben.

Si recuerdan a Donald Trump diciendo a Merkel: “Alemania es muy mala” “Ustedes deben mucho dinero” “Ustedes tienen que pagar”…. Les puedo asegurar que los políticos alemanes de hoy no saben ni donde están de pie… La industria del automóvil se les ha subido a la cabeza pero de política saben menos que los de Podemos en España...

Si quieren abandonar el Casino, tienen que pagar… Pero lo más grave de todo es que estos “aliados” de Washington carecen de pensamiento estratégico, están al borde de una guerra y viven en una fiesta sin fin y sin un ejército para defenderse no solo de Rusia o China sino de los musulmanes que están en pie de guerra en todo el planeta… Alemania es como su cine “basura” que ha comprado la Televisión Española: un mundo de millonarios que vive ajeno a las terribles injusticias que esta inmundicia germana está causando en la Unión Europea.

Es verdad lo que se dice en Capitol Hill: “No habrá Unión Europea sin Francia o Alemania”… Pero el Reino Unido no opina lo mismo y por eso se queda con un pie fuera por si la Unión se va al infierno. Washington no ha parado de advertirlo, con estupor, desde hace 5 años. Desde la Casa Blanca y desde el Kremlin se manifiesta el asombro de una decadente Europa, de un México corrupto, de un Canadá en manos de un bailarín de claqué que confunde la geoeconomía y que no tienen nociones elementales de análisis sobre estrategias económicas, notablemente comerciales, pero en una selva en la que se dirime la hegemonía global…

La Unión Europea no cometerá un error tan grave -supongo- como lo está haciendo la Alemania de Merkel con los turbios negocios migratorios que ya se han vuelto criminales y están sembrando el pánico terrorista mahometano en toda la Europa Central… Los “sabios” británicos de Chatham House ni se inmutan, porque saben que cuando se calmen los aspavientos, y cuando los líderes de la Europa que se descompone cambien impresiones con sus equipos de la ciencia económica, y sobre todo con sus banqueros, no tendrá más remedio que agachar la cabeza, pedir perdón a Donald Trump y reconocer que lo que está haciendo Washington es defender el modelo de Bretton Woods Conference of 1944 que desde hace 7 décadas protege el orden económico liberal.

Así está la cosa… nadie conoce a Donald Trump porque, sencillamente, fue fabricado para que todos le odiaran, para que todos apostaran que caería en unas semanas y perdieran la apuesta; para que nadie supiera lo que pensaba ni lo que tenía que hacer. Todo lo escrito en el libro de lo impredecible, no revela otra cosa que la magia desplegada por los brujos de Beltway para que semejante personaje arregle lo que nadie pudo arreglar en 70 años en Oriente Medio o en Korea del Norte; y el conocimiento fundado de que en la sociedad del espectáculo político es necesario dejar expuesto y en ridículo a quien va de listo por la vida cuando no es otra cosa que un politicastro corrupto en un agujero negro de la periferia, así sea en el Caribe, en Canadá, o en la vieja Europa...

El desconcierto mostrado por los aliados refleja lo que realmente son: los auténticos tontos que todavía no han entendido la nueva fórmula ejecutada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos… Da un poco de risa porque los elitistas europeos pretenden hacerse los chulos como amenazando con asociarse con los rusos y con los chinos. Cualquier lector medianamente informado, sabe que el que se atreva a hacer eso, firma su sentencia de muerte política…

Por lo visto, en ninguna de sus universidades han explicado a la élite dominante europea que la geoestrategia integrada, de carácter extenso y de largo plazo para toda Eurasia es un camino hacia la guerra que ningún vendedor de coches de lujo puede cambiar. ¿No hay nadie en Alemania que le aclare a sus incultos políticos que el continente euroasiático es el principal campo de juego geoeconómico, y por tanto el principal tablero de guerra?

Quebec ha sido toda una lección para que algunos entiendan que Estados Unidos va a por todas, que no se retira a sus aposentos, que no se irá de Oriente Medio, que lo tienes que echar a tiros de la región Indo-Pacífico y que si no es por la mediación de Beijing y de Moscú, Washington hubiera comenzado un ataque nuclear contra Kim Jong un… por haber amenazado a Estados Unidos y porque esa amenaza era real, igual que la de los asesinos del Islam… ¿No les parece curioso, al menos, que hayan inventado en Capitol Hill un verdadero elefante bailando en una cacharrería?

Revisen este listado: Fuera todos los moros de Jerusalem por la cuenta que les trae, fuera todos los terroristas mahometanos de Gaza o será ocupada de nuevo, último aviso a los ayatolas para que se vayan de Siria; una amenaza soterrada de destruir Teherán aunque abandonen Yemen, Siria o Irak… Continuas advertencia a Korea del Norte de que será destruida… Aranceles de miles de millones de dólares contra China, amenazas continuas a Beijing de que la US Navy no se va de los mares de China porque estos mares son de todos. De hecho los buques de guerra europeos ya están en la zona…

La primacía global estadounidense es única en su carácter y en su alcance. Los novatos de la política europea deberían saberlo y no equivocarse porque se hable del “enemigo ruso”. Dicen las malas lenguas que Donald Trump se despidió de todos diciéndole a su equipo de asesores: “Esta gente no saben ni de que parte están” ¿Por qué no os asociáis con Rusia y con los bancos de China?… ¿Estáis con ellos o con nosotros?

No exagero al decirles que eso es como decirles ignorantes indocumentados que no saben nada de política… Vladímir Putin es tan listo que tiene a toda Europa engañada y a los moros los está volviendo locos… Miren la cara de cadáver que se le está poniendo a Bashar el-Assad… Entre el presidente ruso y el americano se está representando una nueva versión de la guerra fría pero algo más templada… La calidad indiscutible de los trabajos de Vladímir Putin en Siria ha permitido que una mínima expresión del US Army consiga dominar ⅓ del territorio sirio…

Ahora toca dar la puntilla a los persas y a sus bandas terroristas. Israel se prepara para una batalla de envergadura, junto a sus aliados árabes y con el apoyo de las fuerzas militares occidentales… La intensa batalla en el comercio mundial es una banda sonora que inevitablemente acompaña a la pugna de los aranceles y al orden mundial basado en reglas… Lo curioso es que muchos analistas de medio pelo no hayan advertido que las “reglas” las puso Washington en la hoja de ruta hacia la globalización y el que se salte ese libro, no juega, será sancionado y hasta expulsado…

¿Como es posible que los aliados europeos sean tan tontos como para no darse cuenta de que Donald Trump es el símbolo o la marca principal del Gran Casino? Lo saben los rusos y los chinos… Así como también saben que los Estados Unidos son, además, el árbitro principal en cualquier pugna o pelea en el Pacífico… Si quieren saber la respuesta,
solo tienen que leer a los economistas americanos y rusos que ya están atemorizando a los estudiosos chinos: “Si China no llega a un consenso con Estados Unidos se dirigirá en cualquier momento hacia una colisión con el Pentágono”...

Se han precipitado en “enterrar” a la potencia estadounidense. No está muerta, ni siquiera está herida… ¿Cómo es que hay tanto ignorante en política?

Solo tienen que leer la prensa mahometana, la china, la europea y solo un poco de la rusa porque son muy listos. ¿Acaso no es suficiente con el espectáculo Trump para descubrir que si Estados Unidos se retira, el caos ocupará su lugar y no habrá comercio para nadie? Pues el presidente ruso ha comprendido perfectamente que hay que “machacar” a los persas, y que hay que hacerlo ahora...

No se pierdan los siguiente movimientos. Están ustedes contemplando cómo hay que tratar a los moros, cómo hay que escarmentar a los persas, cómo se deja en ridículo a los europeos, cómo se le pone una mano en el pecho a los chinos y cómo se le hace un guiño a Rusia mientras Beltway presenta el nuevo diseño de la periferia.

Todo a la vez… Por eso inventaron a Donald Trump.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Beltway... o el nuevo diseño de la periferia

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    130 | yo mismo - 11/06/2018 @ 11:40:49 (GMT)
    El articulista se nota que es pro-yanki 100%. En todo el artículo hay una musiquita de fondo que suena más o menos así: USA es Dios. Da la impresión de que el articulista no sabe que históricamente todos los imperios han caído. A todo tirano le llega su hora. No sabemos si estamos viviendo el fin del imperio USA, pero todos los síntomas dicen que sí.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.