www.diariohispaniola.com
Jerusalem
Ampliar
Jerusalem

El Islam sin calculadora geopolítica...

“No hay otro sitio más sagrado para los judíos que Jerusalem. No existe otro lugar en esta tierra donde el tema de la filosofía política haya sido tomado tan en serio como en esta ciudad nuestra; la capital de Israel.” Leo Strauss David
Hace un par de días se quejaba el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, de que parece increíble, todavía, que después de más de 6 años de guerra civil, las autoridades de Damasco se negaran a negociar la paz y una transición adecuada para acabar de una vez con el horror de la guerra y la enorme tragedia de refugiados… Los representantes del régimen de Bashar al-Assad y los demás miembros de la oposición siria no llegaban a ningún acuerdo y lo que es peor, Damasco dispone de media docena de “líneas rojas” que -según al Assad- nadie podrá traspasar, como por ejemplo que el dictador de Siria sea obligado a dimitir y deje paso a un nuevo Gobierno.

Ahora, la moda entre los moros es copiar lo de las líneas rojas de Washington… El asunto es tan kafkiano como todo lo musulmán desde el tan traído y llevado “resurgimiento”, es decir, todo lo absurdo, angustioso, peligroso y ridículo que usted pueda imaginar cuando el terrorismo islámico y los agentes estatales que lo promueven están siendo combatidos a muerte por todo el planeta. Esto que pasa en Siria lleva a una conclusión que sin ningún esfuerzo analítico se eleva sobre todas las estupideces que los asesinos mahometanos describen sobre la llamada “victoria” del régimen de Assad: la guerra continuará hasta que Siria sea totalmente destruida y el dictador Bashar al-Assad pague por sus crímenes. De “victoria” nada de nada...

Y los árabes liderados por Saudi Arabia tienen mucho que decir en esto, tanto -al menos- como los persas y los turcos… Los primeros porque Teherán quiere instalarse en Siria y para ello tiene que sobrevivir Assad, y los segundos porque Ankara quiere a Siria desmantelada y destruida para que los kurdos tengan pocas opciones de instalarse en las cercanías de sus fronteras… Es decir, que haya sitio suficiente para que los kurdos se instalen bien lejos… Pero tanto los turcos como los persas juegan en equipos muy diferentes porque -curiosamente- Rusia y Estados Unidos (enemigos en apariencia) también quieren su parte de territorio por el esfuerzo y el gasto en la zona. En definitiva, por lo que se viene encima. La verdadera guerra.

¿Por qué los turcos, los árabes, los persas y todos los musulmanes chiítas hablan de victoria si ni siquiera existe sobre la mesa de la ONU un compromiso político para que todo acabe de una puñetera vez? La respuesta la dio un doctor en Historia del Islam de la Universidad de Londres hace más de 30 años; en su School of Oriental and African Studies no había mejor ni más brillante alumno; Bernard Lewis, que luego sería profesor en la SOAS University of London y todo un number one del análisis político en la Princeton University: “no hay filosofía política en los Estados islámicos, sino religión”, y el tremendo odio despegado contra Israel, U.S.A. y todo Occidente es, por tanto, la más clara definición de lo que es la Yihad... Terrorismo y violencia extrema.

Decía el señor Staffan de Mistura, hace escasamente una semana, a unos contertulios británicos, franceses y rusos que los funcionarios de Damasco van de ganadores por la vida y que pretenden negociar a su antojo y beneficio; parece que desde una supuesta posición de fuerza, sin ningún arte para la diplomacia, para el tira y afloja de conceder algo en algún punto de los acuerdos…

El contertulio británico fue lapidario: “gracias a los rusos tenemos guerra para rato, más años de barbarie musulmana y destrucción total de Siria y también, probablemente de la capital Damasco”… El ruso que no era mudo puntualizó: “perdone, es un tremendo error decir que la causa de más guerra será Rusia porque gracias a nosotros Siria ha quedado limpia de terroristas del Califato”… Entonces el francés se levantó y dijo señalando al ruso: “está clarísimo que la culpa no es de los rusos, eso es ridículo, Rusia ha hecho un buen trabajo y si a continuación es capaz de hacer lo mismo en Yemen, detener la barbarie de Yemen, es muy posible que a Vladímir Putin le den el premio Nobel de la Paz”…

La sorna británica no se hizo esperar y el funcionario de Londres dijo: ¿No esperará usted que elevemos a los altares al señor Putin? El francés se dirigió entonces al enviado especial de la ONU, Staffan de Mistura, cambiando de tercio y dejó bien claro que tienen toda la razón en Washington: con los moros no se negocia, a los moros se les vence y se les insta a que se rindan sin condiciones…

No dejen de observar los lectores la tremenda cantidad de actores o jugadores en Oriente Medio...

El francés terminó diciendo que para entender la kafkiana historia de los musulmanes no existe ejemplo más práctico que el llamado conflicto israelo-palestino: “pasarán otros 80 años antes de que los fanáticos asesinos del Islam decidan negociar sobre la paz”. No conseguirán un Estado palestino porque nadie negocia con terroristas. A los terroristas se les mata… Un buen negociador palestino, dijo otro, ya habría conseguido, a estas alturas de la historia, un territorio tres veces más grande que el de Israel… pero solo piensan en destruir al Estado judío. No habrá, pues, ni paz ni progreso en Oriente Medio...

Los saudíes y otros estados árabes, están comprobando que los asesinos islámicos de palestina no quieren negociar, quieren la guerra a muerte… Y nada más… El fanatismo religioso musulmán es el más claro ejemplo que se recoge en todo el planeta con las primera declaraciones amenazantes del Ayatola Alí Khamenei instando a todos los musulmanes de la tierra a “combatir a muerte contra los infieles que se quieren adueñar de Jerusalem”… Las demandas absolutistas y la llamadas líneas rojas del Islam son destruir a Israel y matar a los infieles americanos y judíos…

El respetado alto negociador italo-sueco de la ONU, Staffan de Mistura, fue “ilustrado” por el francés en ambiente cordial a la hora del café y nadie -absolutamente nadie- de la docena de contertulios, todos ellos funcionarios de segundo nivel, se mostró en desacuerdo o discrepó sobre las múltiples “calificaciones” que el prestigioso diplomático deslizó suavemente en su discurso… El moro no negocia ni vendiendo alfombras- dijo… porque tiene, de antemano, un solo precio: el más alto… Y no piensa realmente en los negocios.

Y se “escupió” todo lo que tenía que largar por esas bocas… La salida de Bashar al-Assad no se negocia, aunque haya asesinado a medio millón de los suyos; de igual forma Jerusalem es una línea roja para Recep Tayyip Erdogan, el asesino turco de jóvenes soldados y opositores, en el sultanato en el que ha convertido a Turquía, grita y despotrica sus líneas rojas mahometanas sin ni siquiera pensar que los militares turcos van a por él -según la CIA- y lo matarán tarde o temprano, precisamente porque se vale del islamismo asesino para mantenerse en el poder y enriquecer a su familia...

Erdogan, ese peligroso dictador mahometano que afirma que Jerusalem es de los mahometanos, ese turco que tiene domesticado a los musulmanes de Ankara con su Yihad contra los infieles y los judíos; el que se expresa como lo hacen los terroristas persas, o también la mayoría de los Estados árabes aunque sean aliados de Occidente o de Israel… ¿Por qué?-se preguntan algunos… ¿Por qué, si todo es negociable? La respuesta del señor Staffan de Mistura fue la propia de un gran intelectual y un magnífico solucionador de problemas.

Se dijeron muchas cosas, unas muy fuertes y otras más suaves… Todos intervinieron, los doce, pero la respuesta de más peso y valor fue la del gran negociador italo-sueco… Lo ha dicho muchas veces, tanto a los europeos como a los rusos o americanos… El único problema que tiene el Islam es la extrema violencia para obtener lo que desea. Han aprendido mucho desde la época colonial los moros y ahora quieren imponer sus deseos por la fuerza… Por el terror… Pues se han equivocado… El fanatismo religioso los matará por millones. Del Islam usted no puede esperar otra cosa dijo el francés… “Y de ahí su decadencia”…

Cuando terminó el café, terminaron las dudas… La guerra en Siria continuará aunque parezca que el dictador Bashar al-Assad tiene la sartén por el mango. Y aunque los rusos sigan en Siria con sus bases aeronavales… Los americanos, para no ser menos, tienen 15 bases militares y no piensan irse de Siria… ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla: “con los moros no se negocia, es imposible, a los moros hay que vencerlos y someterlos para que aprendan de una puta vez quién manda en este mundo; el mundo que ellos quieren someter al Islam”… Ni siquiera aprenden de los norcoreanos dirigidos por un dictador asesino. Todo un suicidio de majadero Kim Jong frente a las tropas americanas y a sus aliados de todo el mundo.

Como ustedes, lectores, habrán comprobado, desde hace mucho tiempo, para los laboratorios de ideas de las mejores universidades británicas y estadounidenses, el despertar político global es el producto de la propaganda desplegada por los contrincantes mahometanos de Washington, y está determinado por una cultura anti-imperialista, políticamente anti-occidental y emocionalmente anti-estadounidense, cada vez más acentuada… Pero no se queda solo ahí… Cualquier aliado de Washington solo puede ser nombrado como un lacayo despreciable y si es Israel o -simplemente- los judíos, con tal manifestación de odio antisemita que inevitablemente solo conduce a la guerra…

No existe otra forma de arreglar este nivel de violencia tan asesina… Así se ve en todo el planeta pero todo el mundo intenta ir de pacífico por la vida… Porque está muy feo hablar de guerra… Es necesario un poco de maquillaje doméstico. Cinismo de la sociedad del espectáculo… Mientras escribo esto, aviones rusos protegen a los kurdos en sus avances… Ese pueblo kurdo que Estados Unidos y Europa apoyan incondicionalmente a pesar del asesino mahometano Erdogan… ¿Es que Bashar al-Assad no lo sabe? ¿Tampoco Teherán? La verdadera guerra de Siria comienza ahora…

Mientras tanto, el YPG (Unidades de Protección del Pueblo Kurdo) ha reconocido que recibe apoyo directo de Moscú… y que el futuro socio del Kremlin saldrá ganando en las tierras kurdas mientras la maldición recae sobre Erdogan y su familia… La coalición liderada por Estados Unidos aplaude -bajo cuerda- a los rusos… El nuevo mapa de Oriente Medio no puede esperar más… Todo el Occidente y toda Rusia sueñan con la expulsión de los terroristas mahometanos de Jerusalem… pero todavía es pronto… En Riyadh faltan algunos detalles, aunque el heredero de la corona saudí ya dispone del dinero suficiente para financiar la destrucción de la república islámica de Irán…

El “noble” objetivo de Donald Trump es demostrar que el Islam no tiene calculadora geopolítica; y lo hace apoyando a Saudi Arabia, provocando que los ayatolas persas enloquezcan de odio… En definitiva, engañar a los terrorista mahometanos capitaneados y financiados por Teherán…

Sepan ustedes que “no hay otro sitio más sagrado para los judíos que Jerusalem. No existe otro lugar en esta tierra donde el tema de la filosofía política haya sido tomado tan en serio como en esta ciudad nuestra; la capital de Israel”… Lo dijo solemnemente el filósofo Leo Strauss David. Sin embargo, lo primero es destruir a quien financia el terrorismo contra Israel y Occidente.

La bomba de humo es la cuestión de Jerusalem…








¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.